viernes, 26 de septiembre de 2014

Os voy a contar un secreto

(pero que no se enteren las eléctricas)


El mayor ahorro en la factura será aplicar medidas
de eficiencia (imagen: MuyInteresante)

En este blog insistimos una y otra vez en que el mayor ahorro en nuestra factura de la luz vendrá siempre a través de la aplicación de medidas de eficiencia energética y, principalmente, del aislamiento de nuestros hogares que puede reducir el gasto en calefacción hasta en un 30%. Es por tanto, insistimos, la mejor fórmula para recuperar la inversión lo más rápido posible.
También os hemos hablado de “esos pequeños trucos” que harán que nuestra facture baje unos euros. En esta línea hay que recordar que los buenos hábitos, como usar bombillas eficientes o no dejar los aparatos en Stand By, pueden reducir el consumo de energía una media de unos 80 euros al año.
Pero hoy me voy a referir exclusivamente a las tarifas de la luz y en los cambios que han tenido en los últimos meses, y que hacen todavía más complicado para el consumidor saber cuánto y en concepto de qué paga por su electricidad. La reforma eléctrica ha traído a los consumidores una nueva fórmula de cálculo del precio de la electricidad que supone la aplicación para el consumidor sujeto al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) de 24 precios diferentes cada día.

No te ahogues en facturas y presta  atención
 a los consejos de la OCU (Imagen: alartec.com)

Ante esta situación, la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU ha elaborado un decálogo de consejos que nos parecen muy interesantes y que todos deberíamos conocer.
Estas son sus propuestas:

  • Reduzca la potencia. A la mayor parte de los hogares les basta con una potencia de entre 3,3 y 4,4 kW. Compruebe en su factura la potencia contratada y si tiene más quizás pueda reducirla (dependerá del equipamiento de su vivienda). Ahorrará casi 60 euros al año por cada kW que recorte. El cambio cuesta sólo 11 euros pero algunas compañías bloquean la solicitud al exigir un nuevo boletín de instalación si el anterior tiene más de 20 años.
  • Conozca los nuevos precios. Si le ofrecen una tarifa alternativa al PVPC, recuerde estas cifras: descarte a quien le cobre más de 42,04 euros al año por kilovatio de potencia contratada (0,1152 euros al día). Para el término variable, 0,11 euros por kWh es hoy día un buen precio y por encima de 0,13 un precio caro. No se olvide comparar con todos los decimales de su tarifa.
  • Atento a la publicidad engañosa. No se deje tentar por descuentos que no aclaren sobre qué precio y que término se hace: un 10% sobre un precio bajo puede ser mucho mejor que un 20% sobre un precio caro.
  • Cuidado con las cláusulas de permanencia. Rechace ofertas que no aclaren si asume alguna permanencia y átese solo si la oferta es buena. Recuerde que el PVPC no tiene permanencia.
  • Conozca el sistema de revisión de tarifas. Las ofertas en el mercado libre suelen tener su propio sistema de revisión de tarifas: algunas garantizan no subir el componente de la energía durante un año pero otras incluyen revisiones trimestrales o arbitrarias en función de la evolución del mercado.
  • Contrate la tarifa con discriminación horaria. Si cree que puede desviar un 30% de su consumo de electricidad a las horas valle (desde las 22 horas a 12 horas) esta tarifa le permitirá obtener importantes ahorros.
  • Atención a las variaciones del PVPC. Las variaciones de precios del nuevo PVPC pueden suponer un grave problema para algunos hogares con economías más ajustadas. En especial, los clientes con calefacción con acumuladores que están acogidos al PVPC. Las tres cuartas partes de su consumo se concentran en los meses de invierno y debido a la volatilidad del PVPC si el pico de consumo coincide con una subida de precio pude salirle muy caro.
  • Pida que le apliquen el bono social. Si reúne los requisitos (menos de 3 kW contratados, familia numerosa, todos los miembros de la familia en paro o jubilados con pensiones mínimas). El ahorro puede ser de 200 euros al año, al aplicar un 25% sobre el PVPC.
  • Cuidado con los servicios de mantenimiento. Una buena tarifa que sin embargo exija contratar un servicio de mantenimiento caro puede ser un mal negocio para el consumidor. Si le ponen como condición el servicio de mantenimiento, OCU recomienda estudiar bien el precio y las alternativas (puede que ya lo tenga contratado a través del servicio de revisión de la caldera o el seguro de hogar). Estos servicios son además anuales y muchas compañías exigen el pago del año completo si decide cancelar para cambiar a otra compañía.
Si sigues estos consejos podrás ahorrar
(Imagen: totaldatos.com)


Si queréis profundizar en este tema, no dejéis de visitar la iniciativa de la OCU, quieropagarmenosluz.org. Esperamos que te resulte tan interesante como a nosotros

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?