viernes, 17 de octubre de 2014

Otoño, época de setas...

(… de moho. ¡Hasta ahora!)


Todavía recuerdo como me temblaban las rodillas cuando se aproximaba el frío y la humedad. Pensaba en esas paredes frías; esos cristales mojados, y ese maldito moho que se iniciaba en las esquinas para, después, avanzar despacio hasta poblar mi armario, mi ropa y mis pesadillas.
Ahora no. Todos los días entro en el cuarto y toco las paredes, para comprobar con ilusión que están secas y cálidas. Como diría mi madre (y a Dios pongo por testigo que no sé de dónde ha sacado esta cancioncilla), "no le temáis al frío, pío, pío, pío".
Nosotros aislamos y ya no tenemos problemas. Pero, como soy buena persona, voy a compartir con vosotros algunos trucos para identificar y prevenir las humedades en casa.


Antes de ponerle solución. (fuente  CPAC)


¡Y la solución! (fuente, CPAC)
¿De qué tipo es mi problema?
Lo primero que hay que hacer para prevenir o erradicar un problema de humedad en casa es identificar de qué tipo es: si tiene que ver con un problema puntual (fugas, etc.), si es por filtraciones del exterior o si es por condensación. 
¿Cómo saberlo? Para estar seguro al 100% lo mejor es recurrir a un profesional, que acudirá a tu vivienda y te hará un estudio y un diagnóstico. Pero existen claves y trucos que nos ayudarán a definir el tipo de problema que tenemos en casa.


  • Fugas. Son problemas puntuales, roturas de cañerías, filtraciones por un mal sellamiento en baños, etc. Las machas suelen ser concéntricas que se van haciendo mayores según se va acumulando el agua.
  • Filtración del exterior. Son manchas perfectamente delimitadas y que van creciendo conforme aumentan las lluvias. 
  • Condensación. En nuestro caso la pista nos la dio el moho y la constante condensación de vapor de agua en los cristales de las ventanas, pero si tienes dudas podéis hacer un pequeño y sencillo experimento: pega con un trozo de cinta adhesiva un pedazo de papel albal en la pared. Si aparece vaho, podemos sospechar…

Humedad por condensación en el interior de una vivienda
(fuente: www.hagaloustedmismo.cl)
¿Qué hacer en caso de humedad por condensación?
 En la página web Viviendasaludable. es nos dan algunas buenas ideas para solucionar los problemas de humedad por condensación:


  • Emite menos vapor de agua.
  • Cierra las puertas de las estancias más húmedas, sobre todo cocina y baño.
  • Aumenta la temperatura de las paredes frías, esto significa aislar las paredes en contacto con el exterior.
  • Aprovecha la próxima reforma de tu casa para incluirlo.
  • Evita las puertas y ventanas metálicas. Las mejores, de PVC.
  • Instala doble acristalamiento en las ventanas.
  • Mejora el aislamiento exterior de las paredes y elimina los puentes térmicos.
  • Asegura una buena ventilación. Abra todos los días las ventanas durante diez minutos. Conseguirá reducir el porcentaje de humedad relativa del aire del interior.
Sin embargo, la mejor solución, (y eso os lo digo yo) es aislar la vivienda. Sólo de esta manera podéis erradicar el problema de raíz.

Aislar para evitar problemas de humedad.
(fuente: URSA Ibérica)




martes, 14 de octubre de 2014

Bien por Bankia

(que en rehabilitación lo está haciendo muy bien)

Voy a hablarles de Bankia y voy a hacerlo bien. Olvídense de tarjetas opacas y de preferentes, que este blog es sobre rehabilitación y el grupo bancario está renovando sus sucursales y haciéndolo muy bien, por cierto.
Cada vez me parezco más a un jubilado. Esta mañana camino del metro me he asomado a los cristales de la sucursal de mi barrio y me he quedado un buen rato mirando cómo los operarios colocaban el aislamiento o daban los últimos retoques a la instalación de conductos de aire acondicionado.

La plataforma Bankia, que nació en agosto de 2011 a partir de una de la fusión de siete cajas, está ajustando su red de oficinas. Eso ha supuesto el cierre de algunas de ellas, pero también la remodelación y reforma de unas 500 oficinas en los próximos tres años. Puestos a unificar su imagen corporativa, Bankia ha decidido aprovechar estas obras para dotar a sus oficinas de medidas de eficiencia energética y sostenibilidad y es ahí, donde la que suscribe este texto aplaude.
Según el último informe realizado por World Green Building Council, la salud, el bienestar e incluso la productividad de los trabajadores de una oficina tiene mucho que ver con cómo esté diseñada ésta. El informe señala que una serie de factores –la calidad del aire interior, la iluminación, las vistas o el diseño interior– pueden afectar a la salud, la satisfacción y el rendimiento laboral de los empleados.

El estudio no se limita a teorizar y aporta datos muy concretos e interesantes. Por ejemplo, la calidad del aire interior, con bajas concentraciones de CO2 y altas tasas de ventilación, puede mejorar la productividad en un 11,08%.
El confort térmico también tiene un impacto significativo en la satisfacción laboral y produce mejoras en el rendimiento. Por no hablar de la ausencia de ruidos y el aislamiento acústico que mejora la concentración y hace más agradable el trabajo de oficina.

Me ha contado uno de los operarios que trabaja en la reforma de la sucursal de mi barrio que están colocando aislamiento con lana mineral y sobre él placas de yeso laminado. Además, los conductos no son los tradicionales de chapa galvanizada, sino que se trata de conductos realizados a partir de paneles de lana mineral, con lo que se gana funcionalidad y su instalación es más rápida y económica.


Los materiales seleccionador para la reforma de la sucursal. (fuente CPACComunicacion.com)


Al parecer hay una serie de marcas recogidas en un “Libro Blanco de materiales” y son los propios arquitectos los responsables de elegir aquella que más se ajuste a las necesidades de la oficina o a sus preferencias personales. Sea cual sea la elegida, se trata de un gran trabajo y de un ejemplo para la renovación de otros edificios (públicos y privados) en nuestro país. La rehabilitación con criterios de eficiencia energética y sostenibilidad es la única salida para reducir el consumo de energía, la desmesurada emisión de sustancias contaminantes y, como ya hemos visto, de paso mejorar la salud, el rendimiento y el confort de los trabajadores. ¡Enhorabuena!

El Libro Blanco de los materiales de Bankia recomienda el uso
de una serie de marcas.(Imagen: CPACComunicacion.com)