viernes, 31 de octubre de 2014

¿Qué es el Manifiesto de Barcelona?

¿Y por qué debo recordarlo?

A lo largo de las últimas semanas, de los últimos meses incluso os hemos venido hablando, y mucho, del Congreso Mundial de Edificación Sostenible, World SB14 Barcelona. Hace tan sólo unos días os contábamos cómo nos iba por allí a los que hacemos este blog. Finalizado el Congreso y, exhaustos de patear por los stands, asistir a ponencias y mesas de debate, nos han hecho el trabajo.

Clausura del Congreso #WSB14. (Imagen: CPAC)

El Congreso termina con la redacción del “Manifiesto de Barcelona” que recoge las conclusiones de lo debatido en el Palau de Congressos de Catalunya.
No es un documento laudatorio, ni complaciente. Es una llamada inmediata a la acción a todos los agentes del sector para que se pongan a trabajar (y lo hagan juntos y con objetivos comunes) por la edificación sostenible y por la rehabilitación de edificios con criterios de eficiencia energética.
Es un texto, además, que reconoce que no se está cumpliendo la pregunta que se planteó hace ya tres años. En edificación sostenible, ¿nos estamos moviendo tan rápido como deberíamos? La respuesta es clara y tajante. NO.
Y llega el momento de tomar medidas, de ponerse a trabajar de forma inmediata. El manifiesto de Barcelona se propone un objetivo de reducción de emisiones del 77%, tanto por la vía de la eficiencia y el ahorro, como por la vía de la descarbonización de la energía utilizada por la edificación.
Las conclusiones no olvidan a la actividad de la rehabilitación que será la vía utilizada por el mundo desarrollado para cambiar el paradigma del sector de la edificación hacia la sostenibilidad. Para ello será necesario todo el conocimiento y las aportaciones innovadoras, tanto las que vengan del mundo científico, las que vengan de la experiencia empresarial o política, como las que procedan del conocimiento popular de las comunidades.

Afirma también el documento que la responsabilidad de los agentes del sector pasa por ser lúcidos y valientes en sus diagnósticos, identificar los aspectos a cambiar, reconocer los grandes desafíos, en su escala global, y en su diversidad local. Si tú eres lector de este blog, seguramente serás parte, directa o indirectamente, del sector de la edificación y a ti te hacemos extensiva esta petición. Lucidez para reconocer los retos y valentía para afrontarlos. Todos a una.