viernes, 1 de mayo de 2015

En el día del Trabajo: hablemos de empleo

(Por cierto, ¡felicidades!)


Hoy 1 de mayo se celebra el Día del Trabajo. Curiosa fecha para celebrar cuando tantos españoles alargan cada día las colas del paro en su afanosa búsqueda de empleo.
Y más si hablamos del sector de la construcción. Un sector que ha pasado por múltiples avatares a lo largo de los últimos años. La crisis del ladrillo le ha castigado duramente y ha dejado maltrecha una actividad que llegó a suponer el 20% del PIB de la economía española en sus tiempos de bonanza.
Muchas de las empresas han cerrado sus puertas, otras han pasado por grandes penalidades para poder mantenerse y el frenazo de las obras ha llevado al desempleo a miles de profesionales de la más diversa experiencia y cualificación. Los que han sobrevivido a esta terrible recesión lo han hecho gracias a un esfuerzo sobrehumano de adaptación a las circunstancias y búsqueda de nuevos caminos para el desempeño de su profesión.

El sector de la construcción ha sido de los más maltratados por la crisis.
(Imagen: Ursa.es)
La rehabilitación generará más de 150.000 empleos directos.
(Imagen: Ursa.es)


Pero no queremos, hoy justo en este día, hablar solo de la pérdida de puestos de trabajo y sí queremos abrir una puerta a la esperanza para miles de profesionales que esperan su oportunidad.
Distintos expertos y estudios coinciden en la capacidad que tendrá de generar empleo la apuesta por la actividad de rehabilitación de inmuebles con criterios de eficiencia energética. Esta apuesta no sólo resultará clave para equilibrar el déficit comercial en España y crear un mercado que mueva entre 2.000 y 10.000 millones anuales. Además, este sector puede ser un gran generador de empleo. El Grupo de Trabajo por la Rehabilitación (GTR) estima que la rehabilitación de 10 millones de viviendas hasta 2050 puede crear más de 150.000 empleos “directos, estables y de calidad”.

Las cuentas también le salen a la Administración: Crear un nuevo empleo en rehabilitación cuesta bastante menos que el subsidio de un parado. Ahora son los responsables de las Administraciones Públicas los que tienen que recoger el testigo, porque para que el sector se consoliden y se den las condiciones necesarias para la creación de empleo, será necesario un fuerte liderazgo político y una clara articulación de una estrategia para la renovación de edificios. Esta estrategia no podrá funcionar si no se elabora un Plan de Acción que organice los recursos, defina los márgenes del mercado y permita orientar la acción de los diferentes agentes implicados, incluidos esos profesionales que hoy engrosan las filas del desempleo.

Pero para que todos cumplamos con nuestros propósitos, creemos que será necesario un fuerte liderazgo político y una clara articulación de una estrategia para la renovación de edificios. Es vital que se plantee un Plan de Acción que organice los recursos, defina los márgenes de mercado y permita orientar la acción de los diferentes agentes implicados.
Estamos convencidos de la posibilidad de que nazca un nuevo sector potente, económicamente viable y generador de empleo de calidad, pero todo ello no se podrá realizar sin la apuesta decidida de las Administraciones Públicas.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?