viernes, 25 de septiembre de 2015

¿Qué es la COP21 y qué podemos esperar de ella?

(París nos brinda la última oportunidad de salvar el planeta de los efectos del cambio climático)


El próximo 30 de noviembre comienza en París la Cumbre sobre cambio climático COP 21. Un encuentro que según ha reconocido el propio gobierno francés, François Hollande, es la última oportunidad para salvar el planeta de los desastrosos efectos del cambio climático.

Y aunque suene fuerte o quizás drástico, es totalmente cierto que el cambio climático es el mayor reto global al que se ha enfrentado la humanidad en su historia, y es  responsabilidad de nuestro tiempo darle respuesta.
Ya no podemos pensar que el cambio climático es un problema que solo afecta a los grandes huracanes del Pacífico, a las terribles sequías de África a los tifones de Asia. Sus efectos cada vez son más notables en nuestras vidas. Si todavía lo está dudando acuérdese de la factura de aire acondicionado que le ha venido el pasado mes de julio, como consecuencia de una ola de calor continuada que no se recordaba desde 1961.

Los países parecen estar buscando un acuerdo en frenar la escalada del calentamiento de la tierra y el escenario más optimista sitúa este aumento en los 2ºC.
Ahora estos compromisos deben ponerse rápidamente en marcha para evitar que lleguemos a una crisis medioambiental, económica y social que ya no tenga vuelta atrás.

La edificación también está en el punto de mira. El cambio climático afectará en gran medida la forma en la que construimos y habitamos el espacio construido.
¿Cómo no tener en cuenta al sector de la edificación? Sólo en Europa, es responsable del 36% de las emisiones de GEI  (gases de efecto invernadero) y del 40% del consumo de energía. Frenar el impacto de este sector, requiere disponer de una agenda propia con objetivos cuantificados en el tiempo, que respondan no solo al control del impacto ambiental en sí, sino a satisfacer las necesidad de habitabilidad de la población, en algunos puntos creciente, en otros estancada en su crecimiento, y en otros con un stock edificado infrautilizado y poco eficiente.


Aunque no hay una agenda propia de la edificación, sí, por primera vez se contará con un “día del edificio” en este tipo de cumbre. 
Es un primer paso para mostrar al mundo que mejorando los edificios, los nuevos y los ya construidos, no solo damos un servicio básico, sino que podemos mejorar la calidad de vida, y reducir hasta un 70% las emisiones de GEI del sector. Para ello hay dos estrategias básicas, la eficiencia energética y la transición al uso de otras fuentes de energía: las renovables.   



Pero para ello también se necesita la apuesta decidida de los Gobiernos que han sido excesivamente tibios en las Conferencias de las Partes y que todavía no han alcanzado un acuerdo marco que sustituya al Protocolo de Kyoto. ¿Lo harán ahora? En Noviembre, la COP 21 de París nos dará la respuesta.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?