miércoles, 13 de abril de 2016

Cómo integrar la terraza en el salón

(Logrando el máximo confort gracias al aislamiento)

Cerrar la terraza es una de las actuaciones
más habituales. (Zona-Confort)

Cerrar la terraza integrándola al salón es una de las reformas más habituales en el hogar. Tanto es así, que en algunas ciudades las terrazas son consideradas ya especie en vías de extinción.
¿Por qué se suele hacer? Ésta es una de las formas más sencillas de lograr que nuestras casas "crezcan", sumando algunos metros extra sin perder funcionalidad, porque –reconozcámoslo– a menos que vivas en Canarias a 21º todo el año, es bastante difícil que la vayas a disfrutar en esos meses en los que el calor o el frío son intensos (si vives en Madrid… todo el año, ¡salvo esa semana rara que llamamos primavera y/o otoño!)
Sin embargo, para que este elemento quede perfectamente integrado en nuestra vivienda, sumando confort en lugar de restarle grados de temperatura  –y euros a nuestro bolsillo–, debemos de tener en cuenta una serie de aspectos antes, durante y después de la obra:

Antes de meterte en faena debes plantearte:

1) ¿Puedo hacerlo?
2) ¿Qué uso le voy a dar?

Al ser una reforma tan habitual tendemos a pensar que sí, que siempre y en cualquier caso puedo cerrar la terraza integrándola en el salón. Sin embargo antes de lanzarnos debemos asegurarnos de cumplir la legalidad vigente, no vaya a ser que una denuncia nos obligue a deshacer la obra, con el consiguiente disgusto, pérdida de tiempo y de dinero. 

  • Debes de contar con el consentimiento de tus vecinos. La Ley de Propiedad Horizontal nos obliga a tener la autorización de la comunidad y que, además, ésta figure en un acta. Si ya hay otros que lo hayan hecho, ¡no problem! Pero como seas el primero… lo mejor será que repartas muchas magdalenas por la escalera.
  • Y con el del Ayuntamiento. Una vez tengas el OK por escrito, debes de ir al Ayuntamiento de tu municipio (o junta de distrito) para que los arquitectos municipales te den el visto bueno. 
Si cuentas con ambos permisos no deberías tener problemas nunca.

En cuanto al uso, nos referimos a determinar si será un trastero, despacho, comedor, otra habitación, etc. A menos que tu idea sea la de usarlo únicamente como trastero, la realidad es que este nuevo espacio en tu casa debe plantearse desde todos los puntos de vista, valorando aspectos como el aislamiento (tanto térmico como acústico), además del estético

No nos interesa tener un espacio bonito que sea un auténtico sumidero de energía y dinero, ¡queremos que estos metros sumen también confort!

Durante la obra, y ya que vamos a tener todo levantado, podemos optar por incorporar materiales que reduzcan el gasto energético y, además, eliminen los molestos ruidos de la calle. ¡Envolvamos nuestra terraza en una manta de protección!

  • Por el suelo: Lo normal es que el suelo de la terraza y el de la vivienda estén a diferentes niveles “podemos utilizar ese escalón para colocar un material aislante, como el poliestireno extruido y encima el suelo de la vivienda (parquet, tarima, baldosa…) Yo recomedaría 3-4 cm de URSAXPS NII I, nos recomienda Silvia Herranz, del departamento técnico de URSA.
  • Para el techo, Silvia nos explica que el mejor modo de aislarlo sin perder mucho espacio será colocando perfilaría metálica con acabado de placa de yeso laminado, sobre la que apoyaremos lana mineral. “En este caso URSA TERRA, que además proporciona aislamiento acústico. El techo puede tener cámara de aire o no, dependerá de la altura  que tengamos”, concluye.

  • En cuanto a la fachada… si contamos con un muro de ladrillo, “tendríamos que enfoscar el muro de ladrillo y luego colocar un trasdosado de estructura metálica autoportante rellena de lana mineral URSA TERRA y placa de yeso laminado. Dependiendo de la zona climática, deberemos poner una barrera de vapor integrada en la placa o no, con el objetivo de evitar la molesta humedad por condensación”. Sobre esta estructura se podrá colocar la carpintería de la ventana.
Si en lugar de muro tenemos una barandilla de metal, podemos optar por acristalar con materiales y productos que nos permitan mantener todo el interior a la temperatura adecuada durante todo el año.




Integradas en el salón...

… o creando diferentes espacios,
las terrazas aportan unos metros de más a la vivienda.
(Zona-Confort)

Una vez finalizada la reforma, si quieres optimizar el rendimiento térmico de tu vivienda, te recomendamos que sigas estos pequeños consejos, que ayudarán a ahorrar dinero y energía.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?