viernes, 27 de mayo de 2016

¿Cómo eliminar el moho y las manchas de humedad?

(Remedios caseros para dejar las paredes bien limpias)


Llega el buen tiempo, y con el sol y el calor a muchos nos entra la fiebre de la limpieza (algunos lo llaman locura, pero qué sabrán ellos). Ver la casa bonita, ordenada y limpia genera tranquilidad, reduce el estrés y es fuente de salud al eliminar elementos que pueden provocar alergias y/o problemas respiratorios, como el moho.  Sin embargo, en ocasiones limpiar algunos de esos agentes dañinos es complicado, sobre todo porque no sabemos cómo hacerlo.

Eliminar el moho ayuda a mejorar la salud en el hogar.

Pongamos el caso del moho por humedad. Quién no ha tenido alguna vez problemas de condensación: cristales que lloran; ese rincón frío de la habitación donde parece que la calefacción no llega; ese armario cerrado que huele a champiñón…

Desde luego la única manera de decirle adiós definitivamente a estas machas tan feas es controlar la humedad y para eso la mejor y definitiva solución es aislar. Por el interior o por el exterior, pero mejorar el aislamiento térmico de la vivienda elimina de raíz el problema y, además, nos ayuda a ahorrar unos euros en calefacción. Salud, confort y ahorro todo en uno.

Sin embargo, tan importante como aislar es limpiar bien las machas de moho, eliminado éste o cualquier otro tipo de hongos. Y es que no debemos de olvidar que hay un gran número de problemas respiratorios relacionados como el asma o las alergias.

¿Cómo limpio el moho?
Aunque parezca mentira, existen mil y una maneras de eliminar las manchas de moho: las hay con base científica, más naturales, agresivas, etc. Pero para empezar…

Conoce a tu enemigo. Lo primero que debemos de hacer es identificar cuál es el problema, es decir, ¿por qué aparece el moho? Aquí hemos hablado de humedad por condensación porque suele ser uno de los factores más habituales, pero una fuga de agua, filtraciones o goteras también puede favorecer la aparición de hongos. Si pueden solucionar el problema no lo dudes y hazlo, para evitar que se repita de nuevo.

Si el caso es muy grave, mejor recurre a profesionales.

Mantén la humedad a raya. La ventilación es muy importante, al igual que lo es el aislamiento. Una casa aislada y bien ventilada es un espacio seguro y saludable.

Y si ha aparecido el moho…¡Acaba con él! 
Si la superficie afectada es muy grande, es mejor que un profesional cualificado se haga cargo del problema, ya que su eliminación podría requerir de equipos especiales y de ciertas medidas de seguridad.

El trío de la muerte… para el moho.
Si hablamos de pequeños espacios como la franja que aparece debajo de una ventaja o una esquina podemos optar por limpiar bien la zona afectada con cualquiera de estos productos.


1) Lejía disuelta en agua, ideal para superficies alicatadas, encimeras o cristal. Este desinfectante que, además, todos tenemos en casa se puede aplicar con una bayeta o esponja, hasta que el moho desaparezca por completo.


2) Borax. Es menos agresivo que la lejía y además funciona muy bien en casi cualquier tipo de superficie. Limpia la superficie afectada con un trapo seco y después aplica una disolución de bórax y agua dando pequeños toquecitos. Deja secar y retirado dando pequeños toques con un trapo seco.
3) Agua oxigenada. Sus propiedades antibacterianas hacen de ella un agente eficaz en la lucha contra el moho. Para que funcione debemos rociar la zona de la mancha con el agua oxigenada y dejar que actúe unos minutos, después retiramos.
4) Y si lo tuyo son los remedios naturales, el vinagre, el aceite del árbol del té e incluso el vodka pueden ayudar.

RECUERDA. Es muy importante que siempre trabajes con guantes y protegiendo las vías respiratorias. Si es posible, procura que el espacio esté bien ventilado.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?