viernes, 13 de mayo de 2016

Que llueva, que llueva

(O como lograr que no nos mojemos en casa. Adiós humedades)


La lluvia está de moda. “Que llueva, que llueva, la Virgen de la Cueva…”. Todo el invierno rogándole a la Virgen y ella haciéndose la interesante, y ahora que tiene que llegar el sol y el buen tiempo, parece que no quiere parar. En fin, “aguas mil”.

El caso es que con tanto aguacero estamos empezando a sufrir las primeras consecuencias en nuestros hogares… ¡las temidas filtraciones! Esas horribles manchas de humedad que aparecen en las paredes, ahuecando la pintura y, lo que es peor, se convierten en la casita de esos molestos hongos y microorganismos.

Hablamos de humedad meteórica, es decir, aquella que se produce cuando el agua de la lluvia penetra directamente por la fachada o la cubierta del edificio a consecuencia de una deficiente impermeabilización.

¿Y cómo lo soluciono? Tanto si vives en una casa (vivienda unifamiliar) como en un bloque de viviendas, mejorar la impermeabilización de la cubierta, de la fachada o de ambas es la solución.

Hace un par de semanas os contábamos como reparar una cubierta con problemas de goteras, en el caso de la reparación de la fachada tenemos varias opciones:

 Sistema SATE/ETICS. Aislamiento por el exterior
URSA.es

Este es el sistema más adecuada si lo que buscamos es impermeabilizar  la fachada y, además, un extra de aislamiento y confort térmico. De esta manera, no sólo solucionamos el problema de humedad meteórica, también evitamos la humedad por condensación y además mejoramos el aislamiento térmico de edificio, evitando perdidas de calor y reduciendo las emisiones de CO2.  

Otras opciones para rehabilitar la fachada:


  • Rehabitación de fachadas por el exterior mediante la incorporación de una fachada ventilada. Que es un sistema está formado por un aislamiento rígido o semirrígido, (generalmente lana mineral), que se fija a la fachada, y una hoja de protección separada del aislamiento, formando una cámara por donde circula el aire.
 
  • Rehabilitación de fachadas mediante la inyección en cámara de aislamiento térmico, un sistema que se aplica cuando no existe la posibilidad de rehabilitar toda la fachada, se puede inyectar material aislante en el interior de la cámara de aire (siempre que haya y sea accesible).
  

Con cualquiera de estas soluciones el marcador quedaría: 0 humedad -1 eficiencia energética.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?