viernes, 10 de junio de 2016

Plantas para combatir el calor

(que refrescan y dan vida en el interior de las casas)


No sé a vosotros, pero a mi el calor me ha pillado con el paso cambiado. ¡Vamos, qué no me lo esperaba! Hace dos días todavía iba con chaqueta y ayer me descubrí buscando en el fondo del armario una camiseta de manga corta. Y claro, yo no es que haga calor en la calle, es que en casa no hay quien pare. Todavía tengo puestas las alfombras y las mantas en el sofá, pero de este fin de semana no pasa, ¡voy a poner mi casa en modo verano!

Lo primero que voy a hacer es quitar todos esos elementos que me han ayudado a combatir el frío en los meses del invierno: mantas y alfombras, al armario.  
Después voy a revisar bien las ventanas, limpiar los filtros del aire acondicionado e inspeccionar los toldos, para ver que está todo en condiciones. Y por último, me voy a ir al vivero a comprar una buenas y bonitas plantas de interior que me ayuden a refrescar el ambiente y, además, a purificar el aire.

Las plantas nos ayudan a crear un ambiente más fresco, ya que absorben parte del calor y ayudan a mantener la humedad del ambiente. Además, dependiendo de las especies que coloquemos en el interior de nuestras viviendas, podemos mejorar la calidad del aire interior, ya que hay plantas que son muy eficaces contra los contaminantes más habituales que hay en nuestras viviendas.
Éstas son algunas de las especies que recomienda la NASA (y digo yo que si esta gente manda personas al espacio, lo de las plantas lo tendrá bien controlado, ¿no?):


El potus. Esa bonita planta que regalan todas las madres y suegras de España es, además, un estupendo aliado contra partículas como el formaldehido, el xileno y el benceno, presentes en el gas natural, en los tintes e, incluso, en la gasolina, evitando irritaciones en los ojos, nariz garganta y piel. Eso sí, si tienes mascotas, ten cuidado porque es venenosa para ellos.

La flor de la paz o vela del viento es algo más delicada que nuestro amigo potus, pero igualmente eficaz contra los contaminantes del ambiente. Eso sí, en verano debes regarla con cierta frecuencia y no exponerla a los rayos del sol directamente.

El bambú no sólo es el alimento preferido de los pandas, además esta estupenda planta (que bien podemos plantar en exterior como tener en interior) sirve para combatir partículas contaminantes como el formaldehído, el xileno y el amoníaco.


Y por último, no nos podíamos olvidar del ficus, que además de ser un excelente filtro natural, nos ayuda a mantener la humedad en el interior de las viviendas. Eso sí, puede crecer mucho así que no es recomendable para espacios pequeños.