viernes, 9 de diciembre de 2016

Aislamiento + termostato: la pareja más eficiente contra el cambio climático

(Son la mezcla perfecta)



En el año 2012, la Comisión Europea publicó el informe Behavioural Climate Change Mitigation Options,Domain Report Housing, en el que se analizaban los 36 cambios de comportamiento en movilidad, alimentación y vivienda. Este informe concluía que estos pequeños gestos por parte de la población podían contribuir de manera notable a la mitigación del Cambio Climático "sustancialmente".
Y ponía ejemplos: sólo reducir la calefacción 1º permitiría recortar el consumo energético hasta un 11% en España (y un 9% en el conjunto de la Unión Europea).
No eres un gatete. La calefacción a 21º siempre.

El informe también hacía hincapié en otro elemento muy presente en los hogares españoles (cada vez más), el termostato. Su correcto uso, apagando o reduciendo la calefacción en aquellos momentos en los que no vamos a estar en casa, permitiría a los usuarios importantes ahorros en cuanto al consumo (entre un 5y un 10%), amén de la reducción de emisiones a la atmósfera.

Y ahora me dirás, "¿pero no se gasta más si encendemos la calefacción y la apagamos? ¿No se supone que la caldera debe trabajar más para alcanzar los 21º, que si mantenemos una temperatura constante?".

Por desgracia, la respuesta en este caso es no. Debido al escaso aislamiento que presentan las viviendas en España, lograr que la vivienda soporte una temperatura constante de 21º provoca un mayor gasto energético que si la programamos para que alcance esa temperatura sólo cuando estemos en casa, ya que la vivienda tiene pérdidas de calor a través de los muros (25%), los huecos de las puertas y las ventanas (el 20% de la energía), el techo (30%) o el suelo (2%). A medida que el frío exterior aumenta, la caldera debe trabajar más para mantener esos 21º de temperatura de confort.



Si la vivienda contase con un buen aislamiento térmico, que permitiese evitar las fugas de calor, la temperatura se podría mantener en 21º sin necesidad de tanto consumo energético, ya que se evitarían las fugas de calor.

Para finalizar, el informe también apunta (como medida complementaria) a la ventilación para evitar la aparición de humedades, renovar el aire interior y mejorar el confort. Eso sí, el texto subraya que para no perder energía y calor, la ventanas deben permanecer abiertas durante un corto espacio de tiempo. Si la ventilación es cruzada, con un minuto y medio sería suficiente.


lunes, 5 de diciembre de 2016

Sostenible y eficiente, el regalo para estas Navidades

(Cómo disfrutar de unas fiestas más cálidas, sostenibles y eficientes)


El puente de Diciembre marca para muchas familias el pistoletazo de salida de las fiestas de Navidad. Estos días, miles de personas se encaraman a una escalera o bajan a sus trasteros a la busca y captura del árbol de Navidad y el Belén. Padres cargados de espumillón y luces de colores avanzan peligrosamente por el pasillo de sus casas, sorteando a San José, la Virgen y Darth Vader, que este año también forma parte del Nacimiento en su papel de Herodes.
Y claro, tras este primer ritual decorativo llegan las temidas listas de regalos. Mientras los más pequeños, sin piedad ni conocimiento, se lanzan a enumerar el catálogo completo de los grandes almacenes, los adultos responsables (calculadora en mano) comienzan a echar cuentas y, claro, el susto es monumental.
Nosotros os queremos proponer una manera de hacer estas Navidades más sostenibles, tanto para vuestros bolsillos como para el medio ambiente, sin perder calidez ni diversión.


El ahorro es lo primero.
Cualquier euro ahorrado será bienvenido para sortear la dichosa cuesta de enero. Sin embargo, entre los regalos, las cenas y la lotería de Navidad parece ¿imposible? ¡No lo és!

En casa podemos poner en marcha unas pequeñas acciones que nos ayudarán a optimizar el consumo energético y así ahorrar unos eurillos a final de mes.



  • Viste tu casa. Si todavía no te has lanzado en brazos del milagro del aislamiento –con lo que ahorrarías de verdad en la factura del gas y además ganarías confort–, te recomendamos que pongas en marcha estos pequeños consejos para evitar pérdidas de calor innecesarias. Así tu calefacción y tu bolsillo no trabajarán de más:
  1. Cubre el suelo con alfombras y las ventanas con cortinas. En el sofá siempre una manta y la calefacción a 21º.
  2.  Instala burletes en las ventanas y en las puertas, para evitar que se escape el calor.
  3.  Revisa las calefacciones y comprueba que están en buen estado. Si no es así, púrgalas o llama a un técnico para que te realice el mantenimiento.
 En esta entrada de Zona Confort te damos algunas pistas más.

  • Las luces, mejor LED. Se han puesto de moda y no es por casualidad. Las bombillas LED duran más y consumen menos que las convencionales; pocos vatios para muchos lúmenes que nos permiten ahorrar hasta un 80% más. ¿Has pensado en poner las luces del árbol LED? ¿Y las bombillas de las zonas en las que pasas más tiempo como la cocina?
  • Y apuesta por regalos sostenibles. Si ya has empezado a hacer la carta de los Reyes Magos (o de papá Nöel, según tus preferencias), a lo mejor podías añadir algunos regalos que, además de bonitos y útiles, ayuden a cuidar del medio ambiente. En el mercado existen gran variedad de productos que reúnen estas cualidades: cosméticos naturales, ropa reciclada, tecnología verde…  Aquí te damos algunas ideas para estas Navidades.