viernes, 13 de enero de 2017

Llega una ola de frío polar, ¿por qué no habré preparado mi vivienda?

(Mira que te lo advertimos…)


Estábamos pasando un invierno relativamente tranquilo. Mientras la nieve, el viento y las bajas temperaturas siberianas azotaban al resto de Europa, el archifamoso anticiclón de las Azores estaba manteniendo a raya esa ola de frío polar… ¡hasta ahora!

España está en alerta naranja y mientras la nieve avanza por el norte, las mantas extras bajan de los armarios, afloran los jerséis gordos y de cuello vuelto, y las calderas comienzan a trabajar a pleno rendimiento. ¡No quiero ni pensar cómo se va a incrementar la factura de la calefacción, sobre todo para aquellos que no hayan aislado su vivienda! ¡Y mira que se lo advertimos!


Es cierto que existen multitud de "remedios caseros" para mantener la temperatura en el interior de las viviendas entre 21º (de día) y 19º (a la hora de dormir): revisar las puertas y ventanas; cubrir el suelo con alfombras y poner mantitas en sofás y camas; abrigarse en el interior (igual que en el exterior); aprovechar las horas de sol por el día y bajar las persianas por la noche, etc. Pero está demostrado que la mejor manera de mantener la vivienda caliente y confortable es el aislamiento. 

Una vivienda correctamente aislada nos permite ahorrar hasta 300€ al mes. De hecho, dependiendo de la calificación energética que obtenga tu vivienda (ya sabes, las famosas letras A, B, C,  D… que nos dicen cómo es el consumo de energía de las casas), el ahorro puede ser mayor o menor.
Por ejemplo, una vivienda con un factura media de 60€ al mes, si mejorase su eficiencia energética hasta llegar a la letra A, pasaría a pagar unos 35€ al mes, ¡casi un 50% menos!
Si combinamos el efecto aislamiento con el correcto uso del termostato, seguro, seguro, seguro, que la factura comienza a bajar de manera notable (entre un 5% y un 10%, sin ir más lejos).

Además, gracias a la mejora del aislamiento también solucionaríamos otro problema: la contaminación. Este invierno, en ciudades como Madrid se han llevado a cabo cortes de tráfico para tratar de reducir los niveles de partículas en el aire. ¿Por qué? Porque las altas temperaturas y la ausencia de lluvias han hecho que se incrementen por encima de los niveles indicados por la OMS. Atacar el parque de viviendas supondría reducir en un 13% las emisiones de gases contaminantes, mejorando notablemente la calidad del aire y evitando todo tipo de enfermedades relacionadas con el aparato respiratorio, por ejemplo.

Está claro dónde tenemos que atacar para decir adiós al frío. Si este invierno ya llegas tarde, lo mejor es ir planificando la reforma para que el año que viene lo pases de la manera más confortable. ¡Ah, y recuerda contar siempre con profesionales cualificados! ¡No te fíes de cualquiera!



No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?