viernes, 3 de febrero de 2017

¿Por qué sube tanto el precio de la electricidad cuánto más frío hace?

(TODO LO QUE DEBES SABER SOBRE LA FACTURA ELÉCTRICA Y SÍ (OTRA VEZ) HABLAMOS DE AISLAMIENTO) 


¿Eres de los que te ha dado un síncope al ver la factura de la electricidad del mes de enero?, ¿Estas temblando pero no por el frío sino por pensar en la próxima factura?, Bienvenido al club. 
Los precios de la energía eléctrica casi se han duplicado en los últimos doce meses y en enero han marcado máximos históricos, superando los 78 €/MWh y encima, este nuevo record coincide con las temperaturas más frías de los últimos meses (algo habitual para la época del año en la que estamos, pero que no nos evita la tiritona). El frío. Esa ha sido la causa esgrimida por el Gobierno para justificar la tremenda escalada del precio de la luz. Al parecer, o eso dice el Ministerio, las bajas temperaturas y la falta de agua y viento, han provocado una caída de casi el 40% de producción renovable, supliendo la demanda con centrales de mayor precio. 


El frío ha provocado que la factura de la luz se dispare foto @cpaccomunicacion

Por si esto fuera poco, Francia está comprando energía en España por la paralización de una cuarta parte de su parque nuclear, por lo que ya se sabe, a mayor demanda, mayor incremento de los precios.
La solución es complicada, desde distintos ámbitos han llegado propuestas para la reforma total o parcial del sector eléctrico pero mientras esto ocurre, nosotros nos podemos estar pensando si poner la lavadora o lavar a mano, echar una manta más en la cama o subir un grado la calefacción.
Está demostrado que los gastos para calentar (y enfriar también) nuestras viviendas suponen el mayor porcentaje de los gastos de nuestra factura (ya sea eléctrica o de gas). Es más, por cada grado por encima de 21º que subamos el termostato se incrementa el consumo un 7%. ¿Casi nada, verdad? 


Nuestra propuesta no es nueva, pero sí es la más eficaz para ahorrar en la factura eléctrica. Un correcto aislamiento, según AFELMA, puede suponer entre un 20 y un 50 % de ahorro. No hay más que coger la calculadora y ver que la obra se amortiza en pocos años y encima se consigue mayor confort en la vivienda y menos emisiones contaminantes. ¿Todavía tienes dudas?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?