viernes, 26 de mayo de 2017

¿Qué hacer cuando el calor aprieta?

(Ventajas y desventajas de la climatización por conductos)



30º a la sombra.  Parece que este año no tendremos que esperar al 40 de mayo para quitarnos el sayo. El calor ya está aquí y seguro que más de uno está pensando en no esperar más e instalar el aire acondicionado en casa.
En el mercado existen multitud de aparatos, aunque quizá los más conocidos son los llamados sistemas split de bomba de calor/frío. Estos aparatos -el aire acondicionado “de toda la vida”–, tienen un funcionamiento muy similar al de una nevera, es decir, toman el calor del interior y lo “sacan” a la calle. 


Sus ventajas son evidentes: fácil instalación y mantenimiento, y un precio bastante accesible. De hecho es uno de los sistemas más empleados en los hogares.

Sin embargo, nosotros hoy queremos hablar de otro sistema, la climatización por conductos –o Todo aire, Air zone, o Noche y día–, ya que ofrece evidentes ventajas sobre los sistemas más convencionales y, además, es muy eficiente energéticamente.



¿Alguna vez has estado en una vivienda particular o en un hotel y te has fijado en esas rejillas que suelen situarse encima de la puerta? Seguramente se trate de un sistema de climatización mediante conductos. Su instalación se compone de un sistema centralizado de distribución del aire –puede ser frío o frío y caliente– a través de un falso techo. Las rejillas, colocadas estratégicamente, permiten un correcta climatización de la habitación sin sobresaltos estéticos y sin apenas ruido.

¿Cuáles son sus ventajas?

Lo primero que hemos destacado es el aspecto estético. Al estar integrado en un falso techo el aparato o el conducto no se ve. Y si te gusta el estilo industrial, ¡siempre puedes dejarlos al aire!
Pero, además, este tipo de sistemas permite climatizar por zonas, regulando la temperatura y el flujo de aire en cada estancia de la casa. En una instalación zonificada, cada habitación cuenta con un termostato con el que se controla la entrada del aire. Cuando la estancia llega a la temperatura adecuada, la rejilla se cierra y sólo se volverá a abrir si se sobrepasa la temperatura elegida.
De esta manera se puede controlar no sólo la temperatura de confort, sino también el gasto energético, ya que no se desperdicia nada de la refrigeración.
Además, los sistemas de climatización por conductos son muy silenciosos, ideal para instalarlo en los dormitorios y descansar a pierna suelta durante el verano.
¡Y no nos debemos de olvidar de la eficiencia energética! Eso sí, los conductos instalados deben estar correctamente aislados para evitar pérdidas energéticas innecesarias.



¿Y las desventajas?

Evidentemente su instalación, que requiere una obra mucho más compleja que la necesaria para instalar un sistema split, por ejemplo.
También su mantenimiento es algo más complejo, aunque hoy en día existen aparatos electrónicos –tipo robot– que facilitan mucho la tarea.
Y el precio, que al implicar una obra más compleja, es más elevado. Sin embargo, no debemos olvidar el ahorro energético que se puede obtener con una correcta instalación del sistema, por lo que el coste quedaría amortizado en un plazo medio de tiempo.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?