viernes, 29 de septiembre de 2017

Síntomas de que el otoño llega a tu casa

(Y cómo superarlos)


¿Notas que tu vivienda está más tontorrona? ¿Con menos luz? ¿Le falta alegría? No te alarmes, será que está entrando el otoño en ella.

El pasado 22 de septiembre le dimos la bienvenida al otoño, una estación tan bonita como impredecible: tan pronto brilla el sol, como llueve hasta decir "basta". Una época del año que se deja sentir en nuestra forma de vestir, en nuestro ánimo y también en nuestras casas. Sí, sí, en nuestras casas. 
Son pequeños síntomas que nos indican que comienza el cambio y a los que debemos prestar atención si no queremos que nos pille el frío sin estar preparados.

1) Menos luminosa

Quizá el síntoma más evidente de este paso de estación es la disminución de las horas de luz. Si antes podíamos estar sin encender una bombilla hasta las 9 de la noche, ahora, a las 7 de la tarde ya casi ha oscurecido. 
Esta reducción de las horas de sol se deja sentir en nuestra factura de la luz, ya que debemos iluminar las habitaciones durante más tiempo. 

¿Cómo lo soluciono?
Abre bien las ventanas y deja que el sol inunde tu casa durante todo el tiempo posible. Y cuando oscurezca, apuesta por la iluminación de bajo consumo instalando bombillas tipo LED, con las que ahorrarás hasta 200 euros al año. ¡Ah, y no olvides apagar las luces cuando salgas de una habitación y dejar desconectados los famosos pilotitos rojos!


Apuesta por bombillas tipo LED.


2) Baja el termostato

Si la luz nos daba la primera pista, ese fresquito que nos anima a coger una chaqueta nos da la segunda: llega el otoño y bajan las temperaturas. 
Sí, ya sabemos que estamos en pleno Veranillo del Membrillo o de San Miguel, pero por mucho que las sandalias todavía resistan en tu armario, la verdad es que el frío llega ¡y lo sabes! Y, como no, en tu casa también se siente.

¿Cómo lo soluciono?
Haz un chequeo general al estado de tu vivienda. Comprueba que los burletes de las ventanas y puertas están en buen estado, ya que gracias a ellos evitarás parte de la pérdida de calor en la vivienda; revisa la caldera y las calefacciones, así no tendrás sustos cuando estén a pleno rendimiento. Si vives en una vivienda unifamilar, préstale atención al tejado y las cañerías. Y si estás pensando en hacer obra, no lo dudes e incorpora aislamiento térmico a la envolvente de tu vivienda, así podrás ahorrar hasta 500€ al año en calefacción.

Abrígala. Abrígate. Intenta no encender la calefacción antes de tiempo. Para ello procura abrigarte y colocar mantas y tejidos cálidos en las estancias de la casa. Unas buenas cortinas, una alfombra mullida y una confortable manta te ayudarán a pasar mejor esas tardes del otoño.

Apuesta al rojo. Si quieres crear sensación de calidez, te recomendamos que te decantes por colores cálidos: el granate y el amarillo mostaza están de moda esta temporada.  
Y para completar el cuadro, no lo dudes, coloca unas lámparas iluminando suavemente los rincones que quieras destacar y decora tu vivienda con elementos de temporada: calabazas, piñas, madera…


Los colores cálidos transmiten sensación de confort.


3) Esas manchas oscuras bajo las ventanas. 

El otoño suele ser sinónimo de lluvia y aunque este año parece que se está retrasando un poquito, no lo dudes, llegarán. Y claro, donde hay lluvia puede haber filtraciones, goteras y moho.

¿Cómo lo soluciono?
De nuevo el aislamiento será tu mejor aliado contra la aparición de las manchas de moho y de humedad. Pero, además, procura mantener la vivienda bien ventilada; limpia las paredes con lejía o productos específicos para eliminar las manchas de moho, y si puedes, cambia las ventanas por unas con rotura del puente térmico o con marco de vinilo.


El aislamiento y unas ventanas más eficientes te ayudarán con el frío.


Si estás atento a estos síntomas y sigues nuestros consejos, el otoño será tan cálido y confortable que no notarás como se acerca el invierno.







No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?