viernes, 17 de noviembre de 2017

¿Cómo aplicar la economía circular a los materiales de construcción?

(Porque es urgente el cierre del ciclo de vida de los materiales, o lo que es lo mismo: Sostenibilidad de la cuna a la tumba)

Green Building Council España (GBCe) es una asociación sin ánimo de lucro que aglutina a gran parte de la industria de la construcción, entre sus asociados figuran los principales fabricantes de materiales de construcción y cuenta entre sus patronos con los más importantes fabricantes de aislamientos, placa de yeso, morteros, etc…

Recientemente, en el seno de la asociación se ha constituido un Grupo de Trabajo por la Economía Circular que está integrado por sus asociados y que ha redactado un manifiesto con su posicionamiento sobre la situación actual de la economía circular en España y cuáles son las acciones necesarias para su fomento. 

El documento es muy interesante y merece la pena leerlo en su integridad. Se pone de manifiesto que en España, el ritmo de consumo actual está agotando los recursos naturales no renovables del planeta y poniendo en peligro el ciclo de reposición de muchos de los que sí se consideran renovables. En esta situación tiene mucha responsabilidad la construcción y el uso de los edificios que representan el 40% del consumo final de energía, el 35% de las emisiones de gases de efecto invernadero, el 50% de todos los materiales extraídos, el 30% del consumo de agua y el 35% del total de los residuos generados.

Según este informe, la incorporación de la Economía Circular en el sector de la edificación en España viene marcada por serias barreras, pero al mismo tiempo por grandes oportunidades. Una de las mayores dificultades viene motivada en el hecho de que dentro del sector aún no se ha asentado la idea de que la Economía Circular puede significar una ventaja económica. Además, la carga burocrática y la dificultad normativa que el uso de materias primas secundarias conlleva, junto con la falta de un marco legal claro y una estrategia a nivel nacional supone otra importante barrera.

Es muy importante por tanto que los fabricantes de materiales sean pioneros, como lo han sido en tantas otras iniciativas, en percibir estas ventajas, exigir una normativa que les ayude a cerrar el ciclo de sus materiales y que cuenten con una estrategia para llevarlo a cabo.

Conocemos muchos de ejemplos de empresas que están en ese camino. URSA, por ejemplo, fabricante de materiales de aislamiento trabaja porque sus productos y sistemas tengan cada vez mayor contenido de material reciclado y así lo atestigua el recientemente obtenido Distintivo de Calidad Ambiental de la Generalitat de Cataluña.




Distintivo de Calidad Ambiental Foto @URSA

GBCe propone una visión global de la Economía Circular alineada con el enfoque de la Unión Europea, que incluya todos los flujos vinculados a la edificación, como son los recursos naturales y residuos materiales, el suelo, el agua, el aire limpio y la energía. El informe repasa algunas particularidades del sector de la edificación respecto a algunos sectores económicos y constata que no se internalizan los costes ambientales de los productos, de los edificios ni del urbanismo. 



 Paneles aislantes de URSA con más de un 35% de contenido reciclado Foto @URSA

El estudio finaliza con la conclusión de que la Economía Circular y la Sostenibilidad tienen un mismo objetivo: asegurar las necesidades del presente, sin comprometer las del futuro. Un objetivo loable con el que desde Zona Confort nos alineamos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?