viernes, 3 de marzo de 2017

Pros y contras del autoconsumo eléctrico

(¿Por qué seguimos hablando de impuesto al sol si los expertos insisten en que es sostenible y ayudará a combatir el Cambio Climático) 


¿Te imaginas contar con un dispositivo en tu terraza o jardín que fuera capaz de generar una parte o el total de la energía que consumes? Suena bien, ¿verdad? Sin embargo, todavía debemos dar pasos de gigantes para lo que todavía es una utopía se convierta en una realidad. Una realidad permitida por la Ley.

Hace tan sólo unos días, el director general de Industria, Energía y Minas, Francisco Javier Abajo Dávila, anuncio que  La Comunidad de Madrid está trabajando en la elaboración de un Plan Energético que contempla medidas concretas para mejorar la eficiencia energética e impulsar el autoconsumo.
También hemos podido conocer otras iniciativas regionales que nos llevan a pensar que algunas Comunidades Autónomas están dispuestas a respaldar el autoconsumo energético. Es el caso de Murcia, Valencia, Baleares o Navarra. 

Placas solares para un nuevo modelo energético foto@icasasenergeticas  


Algunas de estas iniciativas ya cuentan con incentivos fiscales, líneas de financiación para pymes y planes de eficiencia y ahorro energético en edificios de la administración.

Los expertos del sector también (en una amplia mayoría) coinciden en que el autoconsumo eléctrico es sostenible y podría ser un factor clave que cambie el modelo energético y que contribuya a frenar el cambio climático.

Sin embargo, la legislación vigente no lo ve así. En octubre de 2015, se aprobó el Real Decreto 900/2015 con las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo en España. Aunque la nueva norma viene con el conocido como “impuesto al sol” para instalaciones conectadas a red.

Y aquí está la trampa. Este impuesto supone una barrera económica que hace que el autoconsumo esté lejos de ser viable económicamente. Los consumidores, los sindicatos, las asociaciones, los ecologistas insisten en lograr un pacto de Estado que recoja el reconocimiento del derecho al autoconsumo sin ningún tipo de cargo sobre la energía autoconsumida, la simplicidad administrativa y el autoconsumo colectivo.


 El sector reclama una regulación sin "impuestos al sol" foto @concienciaeco



Luego vendrán otras dificultades. Porque no es lo mismo vivir en una casa individual que en una torre con 30 0 40 viviendas. Pero eso ya es otra historia. 

Lo importante es que se regule la situación de las instalaciones de autoconsumo. Que no haya vacíos legales y que se ordenen las normas. Los expertos aseguran que el desarrollo ordenado del autoconsumo en unos 200 MW al año reduciría la demanda total de energía en un 1%, evitaría pérdidas del sistema, así como el desarrollo de nuevas redes de transporte y distribución y se abarataría el coste de mantenimiento de las redes ya existentes. ¿Demasiado bonito para ser verdad? Ya veremos.