viernes, 10 de marzo de 2017

¿Cómo hacer mi vivienda más atractiva para venderla o alquilarla?

(Actuaciones que mejorarán tu casa) 

¡Comienza la cuenta atrás para la llegada de la primavera! Época de lluvias y sol, flores y alergias, y, por supuesto, temporada de reformas en el hogar.  Ya sea para uso propio o para alquilar e incluso para vender darle un "pequeño lavado de cara" siempre es una buena idea, ya que tendrá un aspecto más nuevo y, por lo tanto, más atractivo. 

Reformar para hacer más atractiva tu vivenda (imagen. Api.cat)

Pero, ¿y si además de mejorar su aspecto, apostamos por mejorar su eficiencia energética? Sí, es probable que el coste de la obra se incremente, pero también es cierto que esos cambios nos ayudarán a reducir la factura energética y  a elevar su calificación, lo que se puede convertir en un poderoso argumento para defender su precio a la hora de venderla o alquilarla:
El gasto energético mensual será menor (dependerá de la calificación energética, pero puede ser de hasta 500 euros al año), lo que le permitirá ahorrar en su factura de la luz y el agua. Es decir, a medio largo plazo la inversión sale rentable.

¿Cómo lo hago? 
Para mejorar la vivienda podemos llevar a cabo las siguientes actuaciones:

Incorporar aislamiento

Si estás pensando en decirle adiós al gotelé y pasarte a la pintura la pintura lisa o tienes que solucionar problemas como manchas de humedad o moho,  ¿por qué no aprovechas para aislar? Con la incorporación de materiales que proporcionen aislamiento térmico y acústico reducirás las pérdidas de calor en la vivienda, así como el ruido proveniente de la calle o de las viviendas cercanas. Si además padeces problemas como la aparición de humedades o moho, con esta actuación podrás despedirte de ellos. 
Si el piso es para alquilar, piensa la de llamadas que te vas a ahorrar por parte de los inquilinos, ¿verdad?
En la Guía Práctica para laRehabilitación Edificatoria publicada por el IDAE encontramos más datos e información sobre el tipo de actuaciones que podemos llevar a cabo para mejorar el aislamiento de nuestras viviendas.

Climatización

Otra de las actuaciones que podemos llevar a cabo y que nos ayudará a ahorrar dinero y energía es el cambio o renovación de los sistemas de climatización (calefacción y/o aire acondicionado). Sustituye tu vieja caldera por otra más sostenible; revisa y actualiza las instalaciones; apuesta por la instalación de termostatos, y evita las pérdidas innecesarias de energía que se producen en los conductos aislándolos.

Otras actuaciones (más típicas)
Cambia las ventanas: Entre un 25% y un 50% del calor de una vivienda se va por la ellas. Sustituirlas por ventanas de aluminio con rotura del puente térmico o con marco de vinilo, mucho más resistentes a la transferencia de calor, mejorarán el aislamiento. Este tipo de ventanas proporcionan un ahorro cercano al 70%.

También puedes mejorar la eficacia de las ya instaladas aislando la caja de la persiana, instalando burletes para optimizar el cierra e instalando toldos y cortinas.

La incorporación de electrodomésticoscon calificación A++, de sistemas para el control del gasto de agua y  la apuesta por otros modos de iluminación más eficiente serían otro tipo de actuaciones que nos ayudarían a mejorar nuestras viviendas y hacerlas más atractivas para su venta o alquiler. 


Y si vas a vivir en ella, ¡enhorabuena!, con estas pequeñas mejoras incrementarás notablemente tu confort y ahorro.

En estos enlaces encontrarás más información sobre reformas en el hogar.
Aislamiento acústico, la primera defensa frente al ruido