viernes, 19 de mayo de 2017

Sobre oficinas saludables (y confortables, agradables y eficientes)


(Porque no sólo el sueldo, el horario y los compañeros influyen en tu rendimiento laboral)


Ayer leí un reportaje en El Mundo sobre la oficina más saludable de España. Se trata de la sede madrileña de la consultora inmobiliaria CBRE cuyas excelencias podéis leer aquí. Según detalla este interesante artículo se han remodelado las oficinas y su esfuerzo ha sido premiado con el sello de oficina más saludable de España. “Aire más puro, ventanas más grandes, comida más sana y hasta musgo sintético en las paredes, si es preciso. Lo de la compañera que se queja del frío/calor lo han dejado para la próxima”, resumen en este texto.


 Oficina de CBRE, la más saludable de España Foto @Web de CBRE


Y es que cada vez conocemos más ejemplos de compañías que se preocupan por sus empleados no sólo con unas mejores condiciones laborales, conciliación familiar o salarios acordes con su capacitación y experiencia. Las grandes empresas, multinacionales y españolas, están dando cada vez más importancia a acondicionar sus instalaciones para que sean saludables y a crear un entorno de trabajo confortable, en el que sea agradable trabajar.

Así lo ha decidido también Amazon España que en breve se mudará desde Pozuelo de Alarcón al sur de Madrid capital. Gracias a esta “mudanza” la compañía prácticamente duplicará su espacio de oficinas en España. El enclave elegido por la multinacional es uno de los edificios que componen el complejo Prado Business Park. En sus nuevas oficinas se ha dado muchísima importancia al aislamiento con la incorporación de materiales aislantes de lana mineral de URSA entre 45 y 65 mm de espesor. 



 Futura oficina de Amazon en Bussines Park Foto @URSA


En toda la rehabilitación, realizada por el Estudio de arquitectos L35, han primado los criterios medioambientales, manteniendo la protección de las fachadas de los edificios históricos. No sólo se ha cuidado el aislamiento, también se han instalado cristales con control solar en el cerramiento de las fachadas, carpintería con doble cristal y rotura de puentes térmicos, sistema de microcogeneración para la producción de agua caliente sanitaria, paneles fotovoltaicos y recogida y reutilización de aguas pluviales.  Todos estos factores han favorecido la obtención del certificado BREEAM®, en su fase de diseño y con la calificación de Excelente.

Todo esto hará que la compañía no sólo tenga a unos empleados más contentos y que rindan más y mejor. Además, se prevé un ahorro de energía final de un 65% y una reducción del consumo de agua potable del 80%. 

Ejemplos como estos hay muchísimos y esperamos que sigan cundiendo. A nadie (o a casi nadie) le gusta trabajar, pero si al menos es en un entorno sano, agradable y confortable, la tarea no será tan ingrata.