miércoles, 3 de octubre de 2018

Cómo disfrutar de un otoño seco y cálido

(Te contamos cómo impermeabilizar la cubierta de tu edificio y, de paso, ganar confort interior aislándola)


Aunque este año el otoño ha comenzado con timidez, y de momento las jornadas soleadas y cálidas nos hacen pensar que aún queda verano por delante, la realidad es que la época de lluvias está a la vuelta de la esquina. Como la mejor manera de anticiparse a los quebraderos de cabeza que suponen las humedades o las goteras es una buena defensa, hoy en Zona Confort aprovechamos la consulta de unos propietarios de Bilbao para contaros todo lo que se debe tener en cuenta de cara a impermeabilizar la cubierta plana de un edificio.




Como en muchas zonas húmedas (y no tan húmedas), los vecinos de este inmueble de cinco plantas ya han tenido experiencias negativas con los desagradables olores, las incomodidades y los daños que provocan las filtraciones de agua, y quieren acabar con ellas para siempre. Por ello, les hemos dado la solución para olvidarse del asunto: la impermeabilización de una cubierta invertida permite conservarla en perfectas condiciones a muy largo plazo y, además, contribuye al confort térmico en las viviendas, gracias a su capacidad aislante. En esta clase de cubiertas, el material aislante cubre la impermeabilización, por lo que la protege de agresiones medioambientales o mecánicas y la mantiene en perfectas condiciones.

En el caso concreto de nuestros bilbaínos en apuros, la cubierta de su edificio es de tipo no transitable: es decir, que solo se sube a ella cuando hay que hacer alguna reparación o arreglar alguna antena. Pero, ¿qué pasa en el caso de los edificios cuyas cubiertas sí son transitables? Como es una pregunta importante, te adelantamos que la solución de la cubierta invertida se adapta por igual a las condiciones de cubiertas que sí son transitables, incluso en los casos en los que soportan tráfico rodado, y también a las cubiertas ajardinadas. 

¿Cómo es posible? ¡Gracias a un material todoterreno!


Nuestros vecinos de Bilbao ya estaban convencidos de haber encontrado el remedio ideal para todos sus males, así que solo les quedaba consultarnos por la clase de material aislante más indicada para este tipo de obra. En estos casos, el poliestireno extruido (XPS) es la mejor elección. Es un material versátil, con una absorción de agua muy baja y la capacidad de hacer frente a las condiciones meteorológicas más duras, como las épocas de hielo y deshielo, sin que sus propiedades se alteren. Esto le da una vida útil muy larga, durante la que protegerá a la capa impermeabilizante de posibles fisuras y daños. Por todo esto, les recomendamos el XPS NIII L de URSA, un producto que hará que su cubierta invertida mantenga seco y abrigado a su edificio durante muchos, muchos años. 


La clave para que la impermeabilización de la cubierta salga a pedir de boca es tan fácil como seguir escrupulosamente las especificaciones indicadas por el fabricante a la hora de colocar el material de aislamiento: en este caso, el XPS. Por lo demás, la instalación del XPS es rápida y sencilla.

Para un resultado impecable, es importante que antes de colocar el XPS nos cercioremos de que, si ya existe una tela asfáltica o una lámina de impermeabilización, esta no presenta roturas ni deterioro; en caso contrario, lo mejor es proceder a cambiarla. Y, para un resultado totalmente a prueba de agua, debemos cuidar especialmente los encuentros con rejillas y sumideros: estos son puntos críticos por donde se podrían producir las temidas filtraciones, que acaban produciendo las goteras.

En Bilbao ya se están poniendo a punto para un otoño, invierno y primavera tan seco como calentito. Y lo mejor es que ya saben que podrán seguir así durante muchos años.

lunes, 24 de septiembre de 2018

Hogar dulce... y verde hogar

Aprovechamos en tema de la World Green Building Week para explicarte qué es una vivienda verde. Y, sí: puedes intentarlo en tu casa.

Esta semana, GBCs de todo el mundo celebran la #WGBWeek (fuente: GBCe)


¡La World Green Building Week ya está aquí! Como este año su tema son los hogares sostenibles, o #homegreenhome, desde Zona Confort queremos ayudarte a que hagas de tu casa un hogar más feliz convirtiéndolo en uno más verde.
Y no solo en el sentido más literal –aunque ya os hemos hablado de la importancia de las plantas a la hora de purificar el aire interior, mantener los niveles de humedad y, de paso, crear un ambiente más hogareño–: hoy te contamos varias estrategias y trucos que harán tu hogar un poquito más ecológico.

Controla los pequeños (grandes) gastos
¿A quién no le gusta ahorrar dinero y, de paso, ayudar al planeta? Te proponemos unos hábitos sencillos que te ayudarán a mantener el gasto de energía bajo control: asegúrate de apagar por completo todos los electrodomésticos (los famosos pilotos rojos); insiste a toda la familia en que apaguen las luces al salir de las habitaciones, como te hacían a ti de pequeño; quítate esa mala costumbre de dejar el cargador del móvil enchufado cuando no lo estás utilizando. Acostúmbrate a sacar más partido al horno cuando lo uses: prepara raciones más grandes (por ejemplo, de verduras que te servirán como acompañamiento), aprovecha el calor residual para otro plato o cocina a la vez la comida de hoy y la de mañana.
Otra medida interesante es, por supuesto, cambiar los electrodomésticos antiguos por otros nuevos de clase A. Aunque estos puedan parecer un poco más caros, muy pronto notarás la diferencia en la factura.



Que el frío se quede fuera
El otoño es un buen momento para revisar en qué estado se encuentran las ventanas y puertas de tu casa, ya que comienza a notarse una diferencia entre la temperatura exterior y la interior y nos facilita localizar las zonas por las que se cuela el frío. Si tus ventanas son antiguas y notas cómo el aire entra a través de ellas aunque estén cerradas, seguramente la mejor estrategia sea cambiarlas; tras la inversión inicial, ¡el ahorro será evidente en cada factura! Y, si la situación no es tan extrema o no te lo puedes permitir, puedes optar por medidas de bajo coste, pero muy efectivas, como colocar burletes o aislar el tambor de la persiana. 

Menos desperdicios

Aunque ya tengas claro qué tipo de residuos van en cada contenedor, y los separes de forma escrupulosa, vamos a sugerirte estrategias que conseguirán que los desperdicios te den menos trabajo. Por ejemplo: haz una planificación semanal de tus comidas y cenas. De esta forma, podrás preparar la lista de la compra –esto te ayudará a no comprar cosas que no necesitas y que acabarás desechando– y aprovechar al máximo los ingredientes sobrantes de unos días para otros. ¡Gastarás menos, y generarás menos basura!
Seguro que también has oído hablar de la avalancha de plásticos –bolsas y envases– que inunda nuestros mares y que, al ser confundida con alimento por aves y peces, pasa a la cadena de consumo humano. Depositar todo en el contenedor azul no es suficiente, así que te damos algunos trucos para reducir el uso de envases: por ejemplo, pásate al champú sólido, una pastilla de jabón sin envoltorio plástico; lleva tu propia bolsa para comprar, y bolsas de algodón para pesar la fruta y los alimentos a granel; en el supermercado, elige aquellos alimentos que no lleven un envase de plástico.

Abriga tu casa
Lo que funciona para ti, también lo hace para tu casa. Mejorar el aislamiento de tu vivienda es el equivalente al ponerle un abrigo, aunque este durará muchos años y servirá para manteneros calentitos a todos. Tenemos respuestas para todas las preguntas habituales antes de lanzarse a aislar: ¿Qué es eso de la rehabilitación inteligente, y qué tengo que hacer para llevarla a cabo? Qué espesor necesito? ¿Realmente sirve para algo mejorar mi certificación energética? Y, si hay otras que te preocupan, ¡puedes hacerlas en los comentarios!

Di adiós a las facturas disparatadas, revaloriza tu vivienda y, además, échale una mano al planeta reduciendo tus emisiones de CO2. ¿Suena bien, verdad? Pues también tendrá beneficios para tu salud.

viernes, 14 de septiembre de 2018

¿Qué es BIM? ¿Por qué es el futuro de la construcción?

(Te lo contamos todo sobre esta revolucionaria tecnología, y los beneficios y desafíos que supone para el diseño y la construcción de edificios más eficientes)


Las claves de la tecnología BIM (fuente: Triadaa)

Si eres un seguidor de nuestras redes sociales, estás suscrito a alguna que otra publicación relacionada con el sector de la construcción o has acudido recientemente a algún congreso de profesionales, seguro que ya te has topado con las siglas que ya se repiten en todas partes: BIM. Pero, a pesar de la expectación que está levantando, es posible que todavía no hayas conseguido descubrir en qué consiste exactamente ni por qué va a cambiar la forma en que construimos.

La primera pregunta es, quizá, la más obvia: ¿qué significa BIM? La respuesta “oficial” es la siguiente: Building Information Modeling (o “modelo de información de construcción” en cristiano) es un proceso que consiste en la generación y el manejo de representaciones digitales de las características físicas y funcionales de los edificios. 

Por si te has quedado igual (que es lo que nos ocurrió a nosotros) te lo contamos con palabras más sencillas. Esta tecnología crea un modelo inteligente en tres dimensiones, que permite que los arquitectos, ingenieros y profesionales del sector puedan planificar, diseñar, construir y gestionar la construcción de edificios e infraestructuras. 

Con BIM recopilamos información del edificio a lo largo de toda su vida útil. (Fuente : Wikipedia)


Así, este software crea un modelo que recopila toda la información sobre un edificio a lo largo de su ciclo de vida,y así permite ahorrar tiempo y recursos a la hora de crearlo o de intervenir sobre él. Al incluir todos los datos, simplifica la coordinación entre distintas etapas y los profesionales que participan en cada una, y ayuda a una correcta estimación de tiempos y costes. 

Algunas de las claves de BIM son que aprovecha la representación en tres dimensiones, frente a la tradicional en solo dos, para facilitar más información, y que permite que cada cambio que se realiza en el modelo se reproduzca en todos los planos de forma automatizada. ¿Suena bien, verdad? El proyecto estará siempre actualizado, y de forma mucho más rápida y sencilla.
Pero el uso de BIM no solo hace más sencillo el proceso de planificación y de construcción inicial de un edificio. Al incluir información que sirve para toda la vida útil de cada edificio o estructura, también nos ayudará a planificar reformas y trabajos de mantenimiento. Así, será más fácil optar por soluciones sostenibles, que nos permitan un ahorro de energía y una mayor eficiencia. ¡Todo ventajas!

URSA es uno de los fabricantes que ya disponen de su catálogo en BIM (Fuente: Ursa.eswww.ursa.es)

URSA es una de las empresas que ya se ha convencido de que esta optimización del tiempo y los recursos invertidos va a conllevar una mejora de la productividad dentro del sector, al permitir ajustar los tiempos y ahorrar recursos en cada proceso. Y, como les gusta ponérnoslo fácil, es uno de los fabricantes que ya figuran con su catálogo en BIM.

Y, si te parece que todo lo que te contamos forma parte de un futuro aún lejano… ¡no te duermas en los laureles! Las administraciones públicas españolas ya prevén que en este año, 2018, todo equipamiento e infraestructura pública con un presupuesto mayor de dos millones de euros sea diseñado y construido en BIM. Y será en 2020 cuando BIM llegue además a la fase de mantenimiento y a todos los proyectos, independientemente de su presupuesto.
¡El futuro de la construcción ya está aquí!

viernes, 7 de septiembre de 2018

Llega un otoño cargado de actividades

(Saca tu agenda y apunta todas las citas y actividades del sector de la edificación sostenible y la rehabilitación de edificios)


Los últimos cuatro meses de 2018 van a ser más que intensos para el sector con multitud de actividades para promocionar la edificación sostenible desde distintos ámbitos y prismas. El pistoletazo de salida lo dará la Green Building Week, Semana Mundial de la Edificación Sostenible, que este año se celebra del 24 al 30 de septiembre y se centra en viviendas sostenibles con el lema #HomeGreenHome.

Este año, la organización mundial World Green BuildingCouncil ha hecho especial hincapié en contar con la colaboración de todos los ciudadanos. Todas las personas, profesionales del sector, empresas o asociaciones pueden subir sus eventos en este link y conocer las actividades que se van a realizar en su ciudad o país.



Además, habrá interesantes actividades online. WorldGBC organizará seminarios web a través del proyecto Better Places for People en los que se podrá desde aprender sobre lo que define un ambiente interior saludable y verde, navegar por las diferentes certificaciones de salud, bienestar y medioambientales, y explorar los beneficios del ecodiseño de edificios. Aquí puedes encontrar toda la información.

De forma simultánea, del 26 al 28 de septiembre, se celebra REBUILD Barcelona. Es un encuentro concebido para reimpulsar el sector de la construcción, reforma y rehabilitación de viviendas y edificios. En el Congreso se presentarán las últimas novedades, materiales, productos y soluciones y está prevista la asistencia de más de 10.000 a profesionales. 

Para cerrar septiembre no nos olvidamos de FIRAMACO, la Feria de Materiales de Construcción, Rerorma y Rehabilitación que tendrá lugar del 28 al 30 de septiembre en Alicante.

En Barcelona, del 15 al 21 de octubre, se va a celebrar, Rehabilita 2018, la Semana de la Rehabilitación que cada año organiza el Colegio de Aparejadores de Barcelona. Este año, además de las tradicionales jornadas técnicas y la Feria de la Rehabilitación se ha puesto en marcha un programa de jornadas ciudadanas muy interesante.

También en octubre, los días 25 y 26, tendrá lugar la 10ª Conferencia Passive House en Zaragoza. Esta cita tiene como objetivo principal proporcionar un foro de encuentro para todo el sector de la construcción los técnicos, administración, fabricantes y en general todos los agentes implicados en todo el proceso de diseño, promoción, construcción y uso de edificaciones.


Ya en noviembre, se celebrarán en Madrid dos eventos muy importantes: E Power & Building (Construtec) del 13 al 16,  CONAMA del 26 al 29 de diciembre y el Congreso de Edificios de Consumo Casi Nulo el 28 en la la Nave del Ayuntamiento de Madrid.

El año lo cerrará CONAMA, del 26 al 29 de diciembre el programa de esta edición abarca todos los ámbitos de la sostenibilidad en nueve ejes temáticos. Allí podremos conocer qué se necesita para cumplir los retos que tiene España en el marco de la Agenda global.

Como veis un otoño/invierno cargado de actividades. ¿Ya sabes a cuántas te vas a apuntar?