viernes, 28 de diciembre de 2018

Terminamos el año como lo empezamos, hablando de aislamiento



(El 36% de los españoles considera el aislamiento térmico y acústico imprescindible en su vivienda ideal)


Nos acercamos a finales de año y ya sabéis… es el momento de echar la vista atrás, analizar todo lo que ha pasado y pedir nuestros deseos para el próximo año. 

En nuestra carta a los Reyes Magos de Oriente no dejes de incluir un buen deseo para tu casa. ¿Puede ser 2019 el año en el que por fin instales un buen aislamiento en tu hogar?

Cerramos 2018 conociendo que el 36% de los españoles considera el aislamiento térmico y acústico imprescindible en su vivienda ideal. Así lo afirma el portal inmobiliario Casaktua.com que realizó recientemente una amplia encuesta a más de 1.000 personas con edades superiores a los 25 años, y que disponen de una vivienda en España. Según esta encuesta, la vivienda ideal se perfila como un chalé de entre 81 y 100 m2, ubicado en la playa.



 Para el 36% de los españoles, el aislamiento es imprescindible. Foto @URSA

Con respecto al factor "eficiencia energética el estudio ha llegado a la conclusión que la población está empezando a tomar conciencia al respecto tanto para disminuir costes como para actuar de forma más responsable con el medio ambiente. 

Además, el informe destaca, que para el 36% de los españoles el aislamiento térmico y acústico es imprescindible en la vivienda. Otras prestaciones mencionadas son que el inmueble cuente con luz solar (15%), que disponga de una caldera con las últimas funcionalidades (14%) o que se beneficie de placas o paneles solares (10%). 

 Los espacios aislados son mucho más confortables Foto @URSA

La nota negativa es que únicamente al 6% le gustaría que su inmueble ideal contase con varios elementos que optimicen la eficiencia energética del hogar.

El próximo año, nuestro promotor, URSA os contará novedades para hacer el aislamiento desde el interior del edificio mucho más fácil. No dejéis de estar atentos y felices fiestas a todos.

viernes, 21 de diciembre de 2018

Feliz Navidad a todos

(El equipo URSA y Zona Confort os desean lo mejor en estas fechas)


Esta semana queremos despedirla de una manera muy especial, deseando feliz Navidad a toda la familia Zona Confort.  Os deseamos una fiestas de lo más confortables, entrañables y llenas de ilusión.
Un abrazo de todo el equipo (¡y suerte con la lotería de Navidad!)


lunes, 17 de diciembre de 2018

La COP24 llega a su fin con el compromiso de 200 países

(Según varios organismos y países, el texto es poco ambicioso. ¿Será suficiente?)


Desde la "regañina" de un niña a los líderes mundiales, hasta la euforia de los representantes internacionales tras la firma del acuerdo –con salto de Michal Kurtyka, presidente de la 24 Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Clima, incluido–. La Conferencia del Clima, COP24, nos ha dejado imágenes, anécdotas y una serie de recomendaciones para poner en marcha lo que ya se firmó hace tres años en París. 



¿Qué se ha acordado?

Si el París los líderes mundiales acordaron limitar el aumento de la temperatura global a 2º (desde la era preindustrial), para evitar las consecuencias más terribles del Cambio Climático, en Katowice lo que se han firmado han sido las reglas del juego.  

El documento que se ha firmado consta de más de 120 páginas y en él se detallan medidas relacionadas con la trasparencia, la financiación, el recorte de emisiones, etc. Así, por ejemplo, el documento establece cómo deben notificar cada uno de los países las medidas puestas en marcha.
Sin embargo, ha habido puntos que no se han podido desarrollar, como el apartado referido a los mercados de carbono, y los países miembros del acuerdo se han emplazado para dentro de un año.

Especialmente dura ha sido la declaración final, especialmente a la hora de otorgar valor o no al informe elaborado por el IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, por sus siglas en inglés), que alerta de las terribles consecuencias del incremento de más de 1,5º de la temperatura del Planeta. Mientras países como EEUU querían que se le restase importancia, otros buscaban que éste documento se situase en el centro del debate.




¿Será suficiente?

La mayoría de las organizaciones internacionales de conservación del medio ambiente y muchos gobiernos, en especial los más afectados por los efectos del clima, coinciden en que no. El compromiso tenía que haber sido mucho más ambicioso, sobre todo en lo que a recortes de gases de efecto invernadero se refiere (el informe del IPCC hablaba de un 45% de recortes sobre las emisiones).

Sin embargo, y pese al sabor agridulce que este encuentro ha dejado en muchos, la mayoría de los países consideran un gran logro el acuerdo firmado entre 200 países. Tendremos que quedarnos con esta conclusión...


viernes, 7 de diciembre de 2018

¿Pueden hacer algo los edificios para conseguir los objetivos de desarrollo sostenible?



(La respuesta es sí, y mucho más de lo que tú piensas)


El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años.



Para alcanzar estas metas, todo el mundo tiene que hacer su parte: los gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y personas como cada uno de nosotros. Pero hoy no vamos a hablar de ti ni de mí, sino de la responsabilidad de un sector, el de la edificación en el que estamos todos involucrados.

La edificación sostenible puede ayudar a resolver el reto de desvincular el crecimiento económico del cambio climático, la pobreza y la desigualdad.

Los expertos ven en los edificios, una oportunidad no sólo para ahorrar energía y emisiones de carbono, sino también para educar y crear empleos, fortalecer las comunidades, mejorar la salud y el bienestar y mucho más. La edificación sostenible será un verdadero catalizador para abordar algunos de los problemas más apremiantes del mundo. Atiende.



Objetivo 3 – SALUD Y BIENESTAR – Los edificios sostenibles pueden mejorar la salud y el bienestar de las personas.

Objetivo 7 – ENERGÍA ASEQUIBLE Y NO CONTAMINANTE – Los edificios sostenibles pueden usar energía renovable, cada vez más económica de implementar.

Objetivo 8 – TRABAJO DECENTE Y CRECIMIENTO ECONÓMICO – La infraestructura de los edificios sostenibles genera empleo e impulsa la economía.

Objetivo 9 – INDUSTRIA, INNOVACIÓN E INFRAESTRUCTURA- El diseño de los edificios sostenibles fomenta la innovación y contribuye a la infraestructura resiliente al cambio climático.

Objetivo 11 – CIUDADES Y COMUNIDADES SOSTENIBLES – Los edificios sostenibles son el motor de las ciudades y comunidades sostenibles.

Objetivo 12 – PRODUCCIÓN Y CONSUMO RESPONSABLES – Los edificios sostenibles usan principios circulares donde los recursos se aprovechan.

Objetivo 13 – ACCIÓN POR EL AGUA – Los edificios sostenibles usan principios “circulares” donde los recursos se aprovechan.

Objetivo 15 – VIDA DE ECOSISTEMAS TERRESTRES – Los edificios sostenibles pueden mejora la biodiversidad, ahorran agua y ayudan a proteger los bosques.

Objetivo 17 – ALIANZAS PARA LOGRAR LOS OBJETIVOS – A través de la construcción sostenible creamos alianzas más globales y fuertes.




viernes, 30 de noviembre de 2018

Una espectacular reforma en El Escorial


(Visitamos una vivienda de más de 40 años, donde el aislamiento ha hecho milagros)


Este fin de semana hemos estado disfrutando de la casa de mi suegro en El Escorial (Madrid), ¡qué ya tocaba! Después de casi tres meses de reforma integral, que mi suegro ha mantenido en secreto (él es así de misterioso), teníamos ganas de comprobar qué había hecho con ese piso de dos dormitorios y más de 40 años de antigüedad.

¿Frío yo? (fuente: CPAC.com)

La primera vez que fuimos a verlo, en agosto de 2017, el piso se encontraba en el mismo estado en el que lo habían entregado hace 4 décadas: suelos de terrazo, ventanas de madera, nulo aislamiento... el único añadido que le habían hecho los anteriores propietarios fue un par de calefacciones eléctricas y una bonita alacena blanca en el salón. El piso era, literalmente, un sumidero de energía, sobre todo si tenemos en cuenta que está situado en la sierra y que la orientación tampoco es la más óptima para aprovechar la luz solar (Noroeste). Tanto es así, que durante todo el invierno mi suegro evitó ir para no tener que hacer frente a las astronómicas facturas de calefacción. Sin embargo ahora...

Lo primero que notamos nada más llegar y abrir la puerta fue el calor. “Pues no tengo puesta la calefacción”, nos dijo, mientras nos saludaba en bata y pantuflas. “Es el aislamiento”.
La reforma de la vivienda ha sido integral: paredes, ventanas, puertas, baños, cocina, etc. Se ha tocado todo y se ha hecho con mucho sentido común, pensando en adaptar la vivienda no sólo a un uso temporal de fin de semana, sino como residencia permanente una vez se jubile.

Para empezar, se ha apostado por el aislamiento térmico en todo el perímetro exterior de la vivienda, en concreto lana mineral, con lo que perdiendo muy poco espacio (a penas se nota) se ha logrado mejorar el confort térmico en el interior de manera notable. Además, se han instalado ventanas de alta eficiencia energética, que aíslan del ruido del exterior. Y para no romper la estética de la urbanización el marco de las ventanas es de madera, pero éstas ajustan correctamente y evitan que entre el ruido y el frío del exterior.

Se han colocado radiadores de gas natural, caldera nueva y termostato para controlar la temperatura de la vivienda, además de reguladores en cada uno de los radiadores. El suelo de terrazo se ha sustituido por una tarima de madera y las luces de toda la vivienda son led. El detalle: para aprovechar la luz natural del salón y evitar tener que encenderla en la cocina, la pared que separa ambas estancias es de cristal, simulando un gran ventanal.

¿El resultado? Espectacular. Una vivienda funcional y energéticamente muy eficiente, que será muy disfrutable durante el verano, pero también en invierno. ¡Y con un gasto en calefacción mínimo!

viernes, 23 de noviembre de 2018

¿Crees que tu vecino está preocupado por el cambio climático?



(Tenemos un problema y es un problema de comunicación)


Ni tu vecino, ni tus hijos, ni tus amigos y ni siquiera tu cuñado, y mira que sabe cosas… En general, sabemos poco, muy poco sobre cambio climático.

Es cierto que cada vez que hay una riada en el Levante español o el pedrisco acaba con las cosechas en agosto nos acordamos de los efectos de un clima cada vez más extremo, pero a los pocos días, las consecuencias del cambio climático caen en el olvido.



Los expertos en comunicación sobre cambio climático, como Climate Visuals, creen que no comunicamos bien sobre este grave problema que se cierne sobre todo el planeta sin excepción y tras una exhaustiva encuesta nos dan 7 pistas para comunicar sobre el cambio climático.


1 Mostrar personas reales
Porque una persona que expresa sus emociones es poderosa. Es recomendable utilizara a personas en vídeos y no en fotografías que pueden estar manipuladas. Siempre que los efectos del cambio climático afecten a personas reales, la comunicación será mucho más real y cercana.


2 contar nuevas historias

¿Una chimenea, la deforestación o un oso polar? Pueden ser imágenes muy potentes para alguien muy poco conocedor del problema del cambio climático, pero para las personas habituadas a ver esta información pueden provocar cansancio o una sensación de cinismo. Los expertos recomiendan imágenes provocativas y menos usuales para comunicar el cambio climático e impactar en la mente de la sociedad.


3 Mostrar las causas climáticas a escala

Las personas no necesariamente entienden los vínculos entre el cambio climático y sus vidas diarias. Las "causas" individuales del cambio climático (como el consumo de carne) pueden no ser reconocidas como tales, y si lo son, pueden provocar reacciones defensivas. Si se comunican los vínculos entre los comportamientos "problemáticos" y el cambio climático, es mejor mostrar estos comportamientos a escala, por ejemplo, una carretera congestionada, en lugar de un solo conductor.

4 Los impactos del clima son emocionalmente poderosos

Las imágenes sobre inundaciones o huracanes pueden ser más motivadoras que otras imágenes sobre las causas o soluciones. Al mismo tiempo, este tipo de imágenes provocan un deseo de respuesta, pero como son emocionalmente poderosas, también pueden ser abrumadoras. La mejor solución es unir este tipo de imágenes de los impactos del clima con una "acción" conductual concreta que enseñe y eduque a la población

5 Mostrar los impactos del clima a nivel local
 
Las imágenes serán mucho más poderosas cuanto más cercanas sean. El público aprende que los efectos devastadores del cambio climático les atañe y es relevante para ellos. Si no se establecen vínculos personales corremos el riesgo de trivializar el problema.


6 Ten mucho cuidado con las imágenes de protesta

Las imágenes que representan protestas (o manifestantes) pueden generar un sentimiento de cinismo generalizado. Según la encuesta realizada por Climate Visuals en tres países, las imágenes de (lo que la gente describe como) "ecologistas típicos" solo impactaron en una pequeña cantidad de personas que ya se consideraban activistas. La mayoría de las personas no sienten afinidad con los manifestantes del cambio climático, por lo que las imágenes de protestas pueden reforzar la idea de que el cambio climático es para "ellos" en lugar de "nosotros".

7 entiende a tu audiencia

Como es de esperar, los niveles de preocupación / escepticismo sobre el cambio climático determinan cómo reacciona la gente a las imágenes y a la información sobre el cambio climático. Conoce a tu público y podrás ofrecerle una información mucho más cercana y adecuada para ellos.