lunes, 12 de febrero de 2018

¿Para cuándo una hipoteca eficiente?

(Vamos dando pasos en la buena dirección)




Hace ya unos años (en junio de 2013) que se implantó en España el Certificado de EficienciaEnergética para las viviendas, un documento oficial hecho por un técnico competente (arquitecto o arquitecto técnico), donde se incluye información objetiva sobre las características energéticas de un inmueble –es decir, el consumo anual de energía (el gasto de agua caliente, calefacción, iluminación, refrigeración y ventilación)–. En función del resultado se emite una etiqueta energética cuyas notas van de la A, que es la máxima calificación, a la G.

La idea de este certificado es, a) por un lado, ofrecer información objetiva sobre el consumo energético a los propietarios para que estos puedan acometer las obras de rehabilitación y mejora necesarias para  hacer más confortable la vivienda, b) en caso de alquiler y/o venta del inmueble, aportar otro argumento más de cara a la negociación, ya que cuando menos consumo energético tenga la casa, más atractiva será para futuros compradores.

Sin embargo, ahora se quiere dar un paso más y lograr que esta calificación ayude a conseguir mejores condiciones a la hora de negociar una hipoteca, incentivando de esta manera la rehabilitación energética y, en consecuencia, acercando a los países europeos a su compromiso con la lucha contra el Cambio Climático. 



Una hipoteca de eficiencia energética podría ser para los países miembros de la UE el instrumento financiero ideal para la mejora del rendimiento energético de los hogares ya existentes, además de reducir el gasto medio de los hogares una media de más de 4.000 euros. De hecho, según un reciente estudio realizado por la red Europea de World GBC y su socioE.ON ha puesto de manifiesto que este tipo de productos son "muy atractivos" para los consumidores, que recibieron de manera muy positiva el concepto de hipoteca de eficiencia energética. Así, la idea fue muy bien recibida en Italia, Suecia y el Reino Unido, aunque su atractivo fue limitado en Alemania, donde ya existe un esquema estatal de eficiencia energética similar.
El atractivo para los consumidores fue más alto en Italia (80% muy / bastante atractivo), seguido por el Reino Unido (66% muy / bastante atractivo). Este estudio se enmarca dentro del proyecto 'EeMAP' financiado por la UE y destinado a establecer un nuevo producto hipotecario de bajo consumo energético para los bancos y prestatarios europeos.

En España, la asociación Green Building Council España (GBCe), que es miembro de la red europea del WorldGBC, y Triodos Bank han unido fuerzas para trabajar conjuntamente en esta iniciativa. El banco ya cuenta con un producto hipotecario que  incorpora criterios de sostenibilidad para la adquisición o rehabilitación de la vivienda habitual. La entidad entiende que contemplando criterios de sostenibilidad en la adquisición de una vivienda se reducen las emisiones de CO2 y se ahorra energía, lo que reduce el impacto medioambiental y ayuda a combatir el cambio climático. 

Pequeños pasos para avanzar hacia una Europa de edificios más eficientes.

viernes, 2 de febrero de 2018

¡El aislamiento salva vidas!


(Entrevistamos a Andrés Peralta, Investigador de la Universitat Pompeu Fabra y de la Agència de Salut Pública de Barcelona)

Hace unos meses leí en la Vanguardia un titular de esos bien puestos, de los que llaman la atención. “El aislamiento salva vidas”, hacía referencia a un trabajo que sobre pobreza energética habían realizado dos investigadores de la Agencia de la Salut Pública de Barcelona. Uno de ellos es Andrés Peralta que tiene uno de esos títulos que no caben en una tarjeta y pese a todo, no muestra el trabajo tan importante que realiza. Andrés es Investigador pre-doctoral en el Grupo de Investigación en Desigualdades en la Salud (GREDS) de la Universitat Pompeu Fabra y en la Agència de Salut Pública de Barcelona. Junto a su compañero Lluis Camprubí publicó un estudio sobre la pobreza energética, sus causas y sus soluciones. Y es que, aunque parezca mentira, en nuestro país todavía mueren personas a causa de este terrible problema. Zona Confort ha tenido la oportunidad de conversar de todo ello con él y aquí os dejamos el resultado de esta entrevista: 

 Andres Peralta, investigador

Hay quien muere de frío estando bajo techo. ¿Es posible que esto siga pasando en la España del Siglo XXI?
Las temperaturas bajas dentro del hogar (muy relacionadas a la pobreza energética) tienen muchas consecuencias para la salud física y mental. Se ha visto que los hogares con temperaturas muy bajas están asociados a: 1) patologías cardiovasculares y respiratorias; 2) empeoramiento de síntomas de patologías como la artritis o la gripe; 3) problemas de salud mental, especialmente en los adolescentes; 4) problemas de salud mental y de aprendizaje en la niñez; 5) peor alimentación de las familias; y, 6) en los niños, se asocian a peor desarrollo psicomotor, menor ganancia de peso, y más admisiones hospitalarias. Además, durante períodos con temperaturas extremas, las familias que viven en pobreza energética muchas veces tienen que elegir entre mantener sus hogares a temperaturas adecuadas o experimentar otros tipos de privación (cómo no poder comprar comida, por ejemplo).  
Quizá el más crudo de los efectos en salud de la pobreza energética y los hogares fríos sea su relación con el exceso de mortalidad invernal. Usualmente durante los meses fríos hay un mayor número de muertes que durante el resto del año. Se ha estimado que aproximadamente el 30% de este "exceso" de muertes puede atribuirse a viviendas con temperaturas muy bajas. 
En España (2014), el 11% de los hogares declara no poder mantener su vivienda a una temperatura adecuada durante los meses de invierno y aproximadamente 7.100 muertes anuales puede atribuirse a temperaturas bajas en el hogar.

Lo más triste es que según el estudio que ustedes realizaron con la Agencia de la Salut Pública de Barcelona es que hasta un 67% de estas muertes serían evitables ¿Qué se puede hacer para evitarlas?

En nuestro estudio, evaluamos el impacto de intervenciones de aislamiento térmico de fachadas en la mortalidad asociada a frío extremo. Encontramos que, en mujeres, al 53% de las muertes asociadas a frío extremo podrían haberse evitado por la intervención (en hombres no se observó este efecto). Cabe destacar que el efecto puede ser incluso mayor en mujeres mayores de 75 años y en mujeres con nivel educativo bajo.
Diversas intervenciones se pueden realizar para paliar los efectos de la pobreza energética e intentar reducir los efectos en salud de la misma.  En general las intervenciones se pueden clasificar en: 1) Intervenciones destinadas a mejorar el acceso y la accesibilidad a energía y servicios energéticos (reducir costes de facturas, aumentar ingresos familiares); 2) Intervenciones destinadas  a mejorar la eficiencia energética de las viviendas y electrodomésticos; 3) Intervenciones para modificar comportamientos o empoderar a consumidores. Si bien todas estas pueden ser importantes, se ha observado que la mejora de la eficiencia energética de las viviendas puede ser tener más efectos a largo plazo y ayudar a paliar los efectos en salud de la pobreza energética, sobretodo en familias vulnerabilizadas. 
En su trabajo hablan de las soluciones arquitectónicas que ayudan a luchar contra la pobreza energética. ¿Nos pueden explicar el por qué?
Una de las maneras de mejorar la eficiencia energética de las viviendas es el aislamiento térmico de fachada. Este tipo de intervenciones pueden denominarse "arquitectónicas", ya que actúan en la infraestructura (dimensión física) de la vivienda.  

En un artículo publicado el pasado año en la Vanguardia ustedes declaraban que el aislamiento podría salvar vidas, ¿Es una de estas soluciones arquitectónicas a la que se refieren?, ¿Qué importancia tiene en este sentido la instalación de un buen aislamiento en una vivienda?

Nos enfocamos al aislamiento, porque se ha observado que este tipo de intervención puede producir mejoras en síntomas respiratorios; en la salud mental; en la percepción sobre la propia salud; y en el mejor desarrollo físico y psicomotor y menos ingresos hospitalarios en infantes. Además, se han descrito mejoras en el uso del espacio de la vivienda, el sentido de “hogar” y la dieta de las personas que viven en estos hogares. Dados los resultados de nuestro estudio, podemos decir también que este tipo de intervenciones pueden reducir la mortalidad asociada a frío extremo. Por esto decimos que pueden "salvar vidas"; aunque cabe destacar también la mejora en el confort y calidad de vida de las personas que viven en estas viviendas. 

  Un aislamiento correcto no sólo da confort. Contribuye a acabar con la pobreza energética Foto @URSA

¿Cómo valoran el trabajo de las administraciones en la lucha contra la pobreza energética?, ¿Ven suficiente voluntad política para luchar contra ella?

En nuestro contexto, se puede combatir la pobreza energética de distintas maneras y en muchas escalas. Cabe destacar el gran trabajo que hacen los movimientos sociales cómo la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y la Alianza contra la Pobreza Energética (APE); no sólo para dar apoyo y soporte a los afectados; si no para empoderarlos y presionar a las administraciones para que den soluciones más definitivas a esta problemática. En Cataluña, esta movilización ciudadana logró la aprobación de la Ley 24/2015, que ha sido un gran paso en la protección de las personas que viven en pobreza energética. Desde las administraciones locales con apoyo de organizaciones del tercer sector) ha habido experiencias positivas como los Puntos de Asesoramiento Energético (PAE) del ayuntamiento de Barcelona que brindan apoyo a las familias y facilitan diversos trámites necesarios para que no haya cortes de suministros (entre otras cosas). Sin embargo, se ha visto que, en otros niveles de la administración, no ha existido una voluntad política de cambiar un sistema inequitativo que permite que la pobreza energética sea un problema cada vez mayor en nuestra sociedad.
Mientras los costes de la energía sigan siendo inasequibles para un gran porcentaje de familias; y muchas de las familias continúen viviendo en viviendas que requieren una gran cantidad de energía para tener condiciones mínimas de habitabilidad; será muy difícil que se logre combatir la pobreza energética y mejorar el bienestar de las personas que la padecen. 

viernes, 26 de enero de 2018

¿Conoces ya la nueva Tecnología URSA TERRA?

(URSA nos la presenta con divertido espectáculo con mucha magia y mucha ciencia)


El pasado jueves vivimos una divertida jornada en la que magia y ciencia caminaron juntas, de la mano de URSA Ibérica.
La cita tuvo lugar a las 12'00 en el Teatro Off Latina, una antigua carbonera del siglo XVII situada en pleno centro de Madrid y que ahora acoge espectáculos de magia, música, actuaciones para los más pequeños, etc.  Ésta fue la puerta mágica (e inusual) través de la cual nos adentramos a las entrañas de la tierra para descubrir lo más nuevo en el mercado de las lanas minerales: la nueva Tecnología TERRA de URSA Ibérica.
Y vosotros os preguntaréis ¿por qué insistimos tanto en la idea de "magia!? ¿qué tiene que ver una carbonera con la lana mineral? ¿qué es la Tecnología TERRA? ¿por qué nos adentramos en las entrañas de la tierra?¿No estábamos en un teatro infantil? ¿pero no íbamos a hablar de lana mineral?
¿..?
Tranquilos, vayamos por partes (como dirían Jack el Destripador) y os lo vamos explicando todo.

1) Hablamos de magia... porque la magia fue el hilo conductor de una jornada destinada a hacernos viajar al Centro de la TERRA. Dos magos, a falta de uno, recibieron a todos los invitados a la presentación y animaron el café con increíbles trucos de cartas. Una gran manera de entrar en calor y romper el hielo antes de comenzar nuestro viaje.
Y fue un mago fue el maestro de ceremonias encargado de presentar a los responsables de que URSA haya hecho magia de nuevo en el sector de la lana mineral.

2) En una carbonera... porque como muy bien explicó Ramón Ros, director general de la compañía, en el siglo XVII una carbonera era un espacio que concentraba algunos avances en construcción considerados tecnología punta en su época, como sus muros grueso para aislar y preservar el carbón de la humedad, el frío, el calor, la lluvia... Además, la carbonera se situaba varios pisos bajo el suelo de Madrid y URSA nos quería hacer viajar al centro de la tierra, porque la tierra es la protagonista de su nueva tecnología TERRA  (el planeta, pero también la arena).

3) Para presentar la nueva Tecnología TERRA... que es el producto de meses de trabajo del departamento de Investigación, Desarrollo e Innovación de la compañía, para dotar a las lanas minerales de URSA de mejores prestaciones, más ventajas y mayor respeto medioambiental.

De esta manera, esta nueva tecnología cuenta con un nuevo proceso de fibración y un novedoso ligante patentado que mejora las prestaciones técnicas y mecánicas de las lanas minerales. Gracias a ella, se proporcionan nuevas ventajas: mayor flexibilidad, resistencia y mejora de la calidad del aire interior,  mayor cantidad de material reciclado en su fabricación, más sostenibles, que se suman a su excelente grado de aislamiento térmico y acústico, su comportamiento frente al fuego y su capacidad para proporcionar eficiencia energética y confort.

Cabe destacar que las lanas minerales fabricadas con la nueva Tecnología TERRA disponen de la etiqueta de Emissions Dans L’Air Intériur (Emisiones en el aire interior) en su máxima puntuación: A+. Esta ecoetiqueta garantiza que esta lana mineral, tiene el mejor comportamiento en la calidad del aire interior y que contribuye a la mejora ambiental de los edificios y de la salud de sus habitantes. Esta característica se deriva del nuevo ligante patentado por URSA, que limita significativamente las emisiones de compuestos volátiles. 

Todo un avance que, como destacaba Arturo Casado, director de I+D+i de la matriz de URSA Insulation, tiene muy poco de magia y mucho de ciencia, ya que el proyecto de I+D de este ligante ha sido parcialmente financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, a través del Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).



El nuevo distintivo URSA TERRA acredita que las lanas minerales de URSA han sido fabricadas con la Tecnología TERRA, toda una garantía de confort y salud para los consumidores.



viernes, 19 de enero de 2018

Una invitación a un evento y tres adivinanzas

(La compañía URSA crea una gran expectación con el lanzamiento de su nueva tecnología TERRA)


La compañía de materiales de aislamiento, URSA, promotora de este blog nos ha invitado el próximo 25 de enero a un evento que con el misterioso y sugestivo nombre de “Viaje al centro de la TERRA” se celebrará en el Teatro Off Latina de Madrid.



Pocos detalles han trascendido de este gran evento, pero sí sabemos que URSA ha convocado a prescriptores, clientes y periodistas a un acto en el que se presentará una nueva tecnología de fabricación para la producción de lana mineral TERRA y que según nos adelantan aportará muchísimas ventajas finales al producto. En nuestra próxima entrada, os contaremos todo lo acontecido durante este acto de presentación y todos los detalles de esta nueva tecnología revolucionaria que va a mejorar los materiales aislantes de la compañía.
De momento, nos adelantan las siguientes pistas:

¿Qué se podrá hacer con toda esta arena? Cuando sea mayor, la usaré para hacer un planeta mejor. No hace falta esperar a que crezcas. #Telocontamos el próximo 25 de enero.



Lo natural es avanzar. En URSA seguimos caminando para que los edificios sean mejores, más sostenibles y saludables. #Telocontamos el próximo 25 de enero 



Si sumamos ahorro energético, calidad del aire interior, confort y sostenibilidad ¿Qué tenemos? #Telocontamos el próximo 25 de enero. 




viernes, 12 de enero de 2018

En 2018 seguimos hablando de pobreza energética

(¿Cuándo terminaremos con este problema?)




Resulta sorprendente, pero en el año 2018 todavía seguimos hablando de un problema que se nos antoja del siglo pasado (e incluso del anterior): la pobreza energética.

Según Eurostat, la Oficina de Estadística Europea, el 10,1% de la población española es incapaz de calentar su casa adecuadamente cuando hace frío. Un dato alarmante, sobre todo si tenemos en cuenta que se sitúa dos puntos por encima de la media europea, que está en el 8,7% para el año 2016.

Además, y pese a lo que pudiésemos pensar, el porcentaje de hogares que sufren pobreza energética, lejos de disminuir con los años, ha aumentado. La página web del Clúster Mejores Edificios informa de que eporcentaje más bajo en España, "según la información de Eurostat, con datos disponibles desde 2006, se registró en 2008, año en el que el 5,9% de la población no podía calentar adecuadamente su casa". Desde ese momento, se registraron unos porcentajes del 7,2% en 2009, 7,5% en 2010, 6,5% en 2011, 9,1% en 2012, 8% en 2013, 11,1% en 2014, 10,6% en 2015 y 10,1 en 2016.

En Europa, al contrario que en España, el porcentaje ha ido paulatinamente en descenso desde el año 2012, pasando de 11% al 8,7%.

¿Cómo podemos luchar contra la pobreza energética?
El precio de la energía, cada vez más elevado, y la situación de crisis económica permanente en la que se han situado algunos hogares tras el varapalo de los años anteriores hace que calentar adecuadamente una vivienda sea todo un desafío. 

En España, en el año 2017 se pusieron en marcha medidas para luchar contra la pobreza energética; medidas económicas de apoyo a las familias para facilitar el acceso al suministro en caso de vulnerabilidad energética.
Pero no es suficiente, sobre todo a largo plazo. Por eso, desde diferentes asociaciones como la Asociación de CienciasAmbientales (ACA) o Green Building Council España se aboga por la rehabilitación energética de las viviendas existentes como medida con la que paliar las necesidades energéticas de los hogares. 

Otras medidas serían:


  • La reformulación del bono social para adaptarlo a la realidad de los consumidores vulnerables.
  • Actuar en el ámbito de los cortes de suministro con cambios legislativos y ampliar el acceso a fondos de ayuda para las situaciones más vulnerables.
  • La reforma de las políticas de financiación de eficiencia energética con el fin de beneficiar prioritariamente a hogares vulnerables y con dificultades para invertir en su vivienda.
  • El mejor aprovechamiento de oportunidades en el campo de la micro-eficiencia.
  • Fomentar programas de formación orientados a los colectivos vulnerables en temas de hábitos de consumo y eficiencia energética.

viernes, 5 de enero de 2018

¿Qué nos traerá 2018?


DOS BUENAS NOTICIAS PARA ESTRENAR EL NUEVO AÑO: NUEVA NORMATIVA EUROPEA Y AYUDAS EN EL ÁMBITO DE LA EDIFICACIÓN SOSTENIBLE EN ESPAÑA

Año nuevo, vida nueva, ¿no? En Zona Confort volvemos a la carga tras el descanso navideño para actualizar calendarios y agendas y hacer un pronóstico de lo que nos espera en este 2018 que acabamos de estrenar.

Son varias las cuestiones que van a afectar al sector de la edificación sostenible y las rehabilitaciones energéticas de edificios. En Europa, el Parlamento y el Consejo Europeo han alcanzado un acuerdo que definirá la revisión de la Directiva EPBD, relativa a la eficiencia energética de los edificios que se aprobó en 2010 y que se había quedado un tanto obsoleta.

El texto provisional tendrá que estar listo este mes de enero y la revisión aprobada antes del mes de marzo.


Esta revisión contempla algunas de las reivindicaciones del sector como la total descarbonización de los edificios antes de 2050 lo que requerirá la mejora del rendimiento energético y el aumento de la velocidad, calidad y eficacia de la renovación. Antes de ello, en 2025, los edificios deberán contar con equipos de automatización y control.

Además, los Estados miembros deberán diseñar sus estrategias de renovación a largo plazo contemplando mecanismos para fomentar la participación de pymes y de la industria, priorizar en los edificios energéticamente menos eficientes y reducir el riesgo en las operaciones de eficiencia energética, ofreciendo confianza al inversor. 

Otros aspectos destacables es la mejora del seguimiento del rendimiento energético de los edificios públicos con certificado de eficiencia energética mediante bases de datos para la investigación y la información del propietario, para que tengan la función ejemplarizante que de ellos se espera.


En nuestro país, además de la esperada actualización del Código Técnico de la Edificación, el pasado 3 de enero, se publicaron las ayudas del Programa PAREER II . Estas ayudas se podrán solicitar desde el próximo 3 de febrero en la Sede Electrónica del IDAE.


Se ha contemplado una dotación presupuestaria de 125.658.000 euros y las ayudas, salvo algunas excepciones, son incompatibles con las de otras Administraciones, siempre que sean para la misma finalidad. Las actuaciones susceptibles de obtener una subvención son básicamente las mismas que en el plan anterior, aunque en esta ocasión no se podrá convencer a una subvención a personas físicas (por ejemplo propietarios de viviendas unifamiliares), sólo a propietarios de edificios existentes destinados a cualquier uso, siempre que tengan personalidad jurídica de naturaleza privada o pública o bien comunidades de vecinos.




Comenzamos bien 2018, aunque esperamos que las Administraciones adopten los acuerdos necesarios para el fomento de la Edificación Sostenible. Estaremos pendientes