viernes, 16 de febrero de 2018

El efecto cóctel en acústica



(Cómo acabar con las molestas reverberaciones y mejorar el confort acústico)

Hagamos un poquito de historia antes de entrar en materia. En 1958, el científico británico Colin Cherry definió por primera vez "el problema de fiesta de cóctel". Cherry se refería a la capacidad que tienen los seres humanos de centrar su atención auditiva en un estímulo particular en medio de otros estímulos. Para explicarlo más claramente, es la capacidad que tenemos de atender a una sola conversación en medio de una sala ruidosa, desconectando del resto de sonidos o cuando detectamos que mencionan nuestro nombre en una conversación a la que no estábamos prestando atención.

Colin Cherry definió el Efecto Cóctel en 1958

Pero esta capacidad que todos poseemos, en mayor o menor medida, puede verse dificultada por muchos factores que afectan a la acústica del lugar en el que nos encontremos. Cuando estamos en locales cerrados y más si no están acondicionados acústicamente, se suele generar un alto nivel de reverberación, que no sólo dificulta la comprensión, sino que nos hace elevar la voz y acabar contribuyendo al problema.

Por ello es importante (siempre y cuando nos interese la conversación) tomarnos la molestia de buscar un bar, cafetería o restaurante donde podamos sentirnos cómodos y disfrutar de la compañía. 


Las reverberaciones pueden hacer que escuchar cualquier conversación sea un suplicio foto @cpaccomunicacion
 
La base del problema está en el excesivo ruido reverberante de algunos recintos con sonidos que rebotan desde su emisor en una o varias superficies de la salan. Todo esto tiene sus explicaciones físicas (volumen del recinto, coeficiente de absorción, área de superficie, etc) y hasta fórmulas que pueden explicarlo.
Nosotros no vamos a entrar en ello sino en las posibles soluciones para que este tipo de locales mejoren su acústica y logren el confort como un reclamo para atraer a sus clientes. Ya hay leyes que regulan este problema e incluso el CTE fija un tiempo de reverberación máximo en función del uso de cada recinto, para calcularlo puedes usar la siguiente herramienta.




El consejo de Zona Confort es utilizar siempre lana mineral. En general, la colocación de trasdosados de placas de yeso laminado con lanas minerales, en paramentos verticales, ayudan a mejorar el aislamiento acústico. Esta solución junto a la instalación de falsos techos de placa de yeso laminado con lana mineral y suelos flotantes, hacen una combinación excelente para aislar acústicamente cualquier tipo de inmueble. 

La lana mineral es es aislante óptimo para conseguir confort acústico foto @URSA

En el caso de un local hay que buscar un plus de aislamiento en techos, paredes y suelos. Los mejores techos, son los que tienen propiedades acústicas, pero sobre todo aquellos que cuentan con un buen aislamiento con lana mineral. En el mercado hay infinidad de techos con muchos formatos, materiales, colores y tipos de instalación. Pero hay que conocer cuál es el sistema que lleva ese techo, qué tipo de aislamiento incluye y cuáles son sus prestaciones acústicas.


Y como siempre decimos, ante cualquier duda, lo mejor es consultar con un experto que nos aconseje el sistema más adecuado a nuestras necesidades y nos asegure una correcta instalación.




No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?