viernes, 16 de marzo de 2018

Aeropuertos, tráfico pesado, pistas de hielo...¿Cuál es el material aislante que mejor soporta las cargas más pesadas?

(Volvemos a hablar de XPS, un material duradero, fuerte y resistente)


Recientemente hemos recibido la información del lanzamiento de un material aislante: el URSA XPS NVII definido como el más resistente de su gama. La información sobre el producto viene acompañada de dos imágenes, una en la que el XPS está bajo un edificio y otra en un parking, bajo el peso del tráfico rodado.

 Aislantes que soportan grandes cargas. Foto @URSA



Todo esto nos ha llevado a pensar en cuáles son los materiales aislantes que mejor soportan las cargas a las que son sometidos. No hablamos ya del peso de una cubierta normal o de un suelo muy transitado. Nos referimos a espacios como pistas de aeropuertos, naves para almacenes, carreteras y líneas ferroviarias, hangares de aviones, pistas de hielo artificial, cámaras frigoríficas o aquellos que soporten el tráfico de vehículos pesados. 

Es, además, un aislante térmico ideal en los casos en los que se requieren altas resistencias a la compresión en situaciones como las descritas o como losas de cimentación portadoras de cargas, aislamiento perimetral de cimentaciones y para muros de sótanos.

Estas cargas, que pueden ser, masas de tierra, las cargas estáticas (equipos, muebles, superestructuras…), las cargas dinámicas (ascensores, vehículos…), las zonas ajardinadas, garajes y terrazas del inmueble, pueden comprometer la integridad del producto y por tanto sus propiedades, por lo que es fundamental elegir siempre aquel material de mayor durabilidad y resistencia, como el Poliestireno Extruido (XPS).

El XPS es un producto que contribuye a que los inmuebles en los que se instala sean más sostenibles: contiene un alto porcentaje de reciclado (mayor del 35%) y es completamente reciclable; el producto está completamente libre de gases de efecto invernadero (HBCD, HCFC, CFC) y cumple con todas las normas de seguridad vigentes.

En la página Web de AIPEX, la Asociación Ibérica de Fabricantes de Poliestireno extruido, encontramos un artículo en el que habla de las resistencias a la compresión y cómo se mide. Se calcula aplicando una fuerza que provoque una deformación de un 10% en el material. La resistencia a compresión standard del poliestireno extruido (XPS) es de 300 kPa, aunque pueden conseguirse productos con resistencias de 500 y 700 kPa, como el que hemos reseñado al comienzo de este artículo.


AIPEX también señala otro aspecto que debemos de tener en cuenta y que es cómo se va a aplicar esta compresión, es decir, si ésta va a ser puntual o constante a largo plazo y si el material está preparado para soportarla sin fatiga. A esta característica se la denomina fluencia a compresión. Para productos de XPS de 300 kPa de resistencia a la compresión, la fluencia alcanza valores alrededor de 125 kPa para cargas a 50 años con deformaciones inferiores al 2%.
 URSA XPS NVII con 700 kPa de resistencia. Foto @URSA



¿Tienes que aislar una superficie de este tipo? El XPS será tu mejor aliado.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?