viernes, 14 de septiembre de 2018

¿Qué es BIM? ¿Por qué es el futuro de la construcción?

(Te lo contamos todo sobre esta revolucionaria tecnología, y los beneficios y desafíos que supone para el diseño y la construcción de edificios más eficientes)


Las claves de la tecnología BIM (fuente: Triadaa)

Si eres un seguidor de nuestras redes sociales, estás suscrito a alguna que otra publicación relacionada con el sector de la construcción o has acudido recientemente a algún congreso de profesionales, seguro que ya te has topado con las siglas que ya se repiten en todas partes: BIM. Pero, a pesar de la expectación que está levantando, es posible que todavía no hayas conseguido descubrir en qué consiste exactamente ni por qué va a cambiar la forma en que construimos.

La primera pregunta es, quizá, la más obvia: ¿qué significa BIM? La respuesta “oficial” es la siguiente: Building Information Modeling (o “modelo de información de construcción” en cristiano) es un proceso que consiste en la generación y el manejo de representaciones digitales de las características físicas y funcionales de los edificios. 

Por si te has quedado igual (que es lo que nos ocurrió a nosotros) te lo contamos con palabras más sencillas. Esta tecnología crea un modelo inteligente en tres dimensiones, que permite que los arquitectos, ingenieros y profesionales del sector puedan planificar, diseñar, construir y gestionar la construcción de edificios e infraestructuras. 

Con BIM recopilamos información del edificio a lo largo de toda su vida útil. (Fuente : Wikipedia)


Así, este software crea un modelo que recopila toda la información sobre un edificio a lo largo de su ciclo de vida,y así permite ahorrar tiempo y recursos a la hora de crearlo o de intervenir sobre él. Al incluir todos los datos, simplifica la coordinación entre distintas etapas y los profesionales que participan en cada una, y ayuda a una correcta estimación de tiempos y costes. 

Algunas de las claves de BIM son que aprovecha la representación en tres dimensiones, frente a la tradicional en solo dos, para facilitar más información, y que permite que cada cambio que se realiza en el modelo se reproduzca en todos los planos de forma automatizada. ¿Suena bien, verdad? El proyecto estará siempre actualizado, y de forma mucho más rápida y sencilla.
Pero el uso de BIM no solo hace más sencillo el proceso de planificación y de construcción inicial de un edificio. Al incluir información que sirve para toda la vida útil de cada edificio o estructura, también nos ayudará a planificar reformas y trabajos de mantenimiento. Así, será más fácil optar por soluciones sostenibles, que nos permitan un ahorro de energía y una mayor eficiencia. ¡Todo ventajas!

URSA es uno de los fabricantes que ya disponen de su catálogo en BIM (Fuente: Ursa.eswww.ursa.es)

URSA es una de las empresas que ya se ha convencido de que esta optimización del tiempo y los recursos invertidos va a conllevar una mejora de la productividad dentro del sector, al permitir ajustar los tiempos y ahorrar recursos en cada proceso. Y, como les gusta ponérnoslo fácil, es uno de los fabricantes que ya figuran con su catálogo en BIM.

Y, si te parece que todo lo que te contamos forma parte de un futuro aún lejano… ¡no te duermas en los laureles! Las administraciones públicas españolas ya prevén que en este año, 2018, todo equipamiento e infraestructura pública con un presupuesto mayor de dos millones de euros sea diseñado y construido en BIM. Y será en 2020 cuando BIM llegue además a la fase de mantenimiento y a todos los proyectos, independientemente de su presupuesto.
¡El futuro de la construcción ya está aquí!

No hay comentarios :

Publicar un comentario

¿Te ha resultado interesante?